lunes 01 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Chile admite error en la 'predicción' de tsunami

El ministro chileno de Defensa, Francisco Vidal, admitió ayer que la Marina cometió 'un error de predicción' al descartar la posibilidad de un tsunami tras el terremoto que el sábado causó al menos 708 muertos y dos millones de damnificados en el centro y sur del país.

Varias localidades costeras de la región del Maule, así como el archipiélago de Juan Fernández, fueron afectados por olas gigantes y marejadas que causaron varios muertos, un número indeterminado de desaparecidos y una gran destrucción material.

Las localidades de Constitución, Pelluhue e Iloca, en la región del Maule, fueron arrasadas por una ola que se abatió sobre la costa 20 minutos después del terremoto y las autoridades locales temen que haya numerosos muertos, entre lugareños y turistas que pasaban sus vacaciones en la zona.

En el puerto de Talcahuano, vecino a la ciudad de Concepción, una ola arrastró embarcaciones pesqueras hasta una plaza situada a varias cuadras de la costa.

Hubo un error en el organismo de la Marina encargado de la predicción de tsunamis, dijo Vidal a los periodistas, tras participar en una reunión en el Palacio de La Moneda.


Destrucción en Maule y Bío Bío

La mayoría de las 708 muertes que deja hasta el momento el terremoto que la madrugada del sábado sacudió a Chile se registró en las regiones del Maule y del Biobío, informó ayer la Oficina Nacional de Emergencias.

La región del Maule fue la más afectada por el sismo de 8,8 grados en la escala de Richter, con 541 víctimas mortales y cuatro desaparecidos.

En la región del Bío Bío, el número de fallecidos se elevó a 64 y las 103 víctimas mortales restantes se reparten entre distintas regiones.

En la región O’Higgins se registraron 46 muertos y dos desaparecidos, en la Metropolitana de Santiago fueron 36 los fallecidos y cinco los desaparecidos, mientras que en la región de Valparaíso el número de muertos se elevó a 16, con ocho personas desaparecidas, y en la Araucanía hubo cinco fallecidos.


Rescatan supervivientes

Concepción, EFE

Bomberos especialistas en rescates lograron ayer sacar con vida a 26 personas de entre los escombros de un edificio que se desplomó en la ciudad chilena de Concepción, tras el terremoto del pasado sábado.

También se recuperaron seis cadáveres del edificio de 14 pisos, que se desplomó y quedó reducido a una masa de escombros cuya altura equivale a no más de tres pisos.

Se calcula que entre 60 y 80 personas continúan aún entre las ruinas del inmueble, situado en el céntrico Barrio Cívico de Concepción, entregado el año pasado y que tenía 80 departamentos.

'Fue impresionante porque los pilares se movían de un lado a otro, y luego se hundió y estaba todo destrozado', contó Ewin Jiménez, conserje del edificio, que logró escapar por las ventanas del edificio.

'Empezamos a escuchar muchos gritos de gente que estaba atrapada, y que pedía ayuda. Era atroz, había mucha gente llorando. Nosotros logramos rescatar a una persona', afirmó Ismenia Burgos, sobreviviente del edificio.

El bombero Ignacio Carrizo, confirmó que hasta ahora ocho cadáveres han sido rescatados y que al momento del terremoto más de 100 personas permanecían en el edificio, a medio habitar pues aún estaba en proceso de venta.


otras tragedias

El Gobierno francés estima que el temporal Xynthia, que golpeó durante el fin de semana sobre todo el oeste del país, causó la muerte de al menos 46 personas, sobre todo en áreas próximas al mar que serán declaradas zonas catastróficas.

El primer ministro, François Fillon, calificó de 'catástrofe nacional' lo ocurrido en la costa atlántica del país.

El temporal Xynthia ha causado ya cuatro muertos en Alemania, todos ellos alcanzados por árboles que fueron derribados por las fuertes rachas de viento.

De otra parte, nueve personas murieron y dos desaparecieron en el sur de Haití a causa de las lluvias que afectaron a esa región y a la capital del país, Puerto Príncipe, complicando la situación de los refugiados tras el terremoto del pasado 12 de enero, dijo una fuente oficial.

 

Decretan toque de queda

El Gobierno chileno decretó el toque de queda en las regiones del Maule y Bío Bío, las más afectadas por el terremoto.

La declaración del estado de catástrofe en ambas regiones fue anunciada por la presidenta Michelle Bachelet al dar a conocer el plan diseñado por el Gobierno para normalizar el país.

En Concepción, una de las ciudades más afectadas, personas desesperadas saquearon un supermercado, donde la mayoría se apropió de alimentos y otros artículos de primera necesidad, aunque algunos aprovecharon para robar electrodomésticos, televisores y equipos de sonido.

La policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a los saqueadores, aunque después autorizó a las mujeres a que entraran al establecimiento para sacar comida, leche, pañales, papel higiénico y otros productos básicos.


Desesperación por  falta de comunicación con Chile

Nelly vecino pico / nvecino@vanguardia.com

Después de contestar la llamada de teléfono, Gyna Ariza y toda su familia quedaron paralizados. Eran las  5:00 a.m. del pasado sábado y les acababan de informar que un temblor dobló la tierra en Chile como un papel.

'La mamá de mi cuñado empezó a llorar al ver las imágenes de lo que había sucedido en Chile tras el temblor. Desde ese instante comenzamos a marcar todos los números telefónicos fijos y celulares de mis dos hermanas y sus esposos, pero fue imposible establecer contacto para saber cómo estaban', relató a Vanguardia Liberal Gyna, residente en Bogotá.

'Fueron momentos de mucha angustia porque mi hermana Milena tiene un bebé de tres semanas de nacida y vive junto con su esposo. Mi otra hermana Carol, reside en un apartamento en el piso 17'.

Milena lleva cuatro años viviendo en Chile, mientras que Carol apenas llegó hace un mes para radicarse en ese país.

'Durante toda la mañana intentamos muchas veces y también dejamos mensajes por Internet, pero sólo hasta el medio día del sábado logramos establecer contacto vía celular con mi cuñado y nos confirmó que ya habían salido del edificio y se habían ido para la casa de una tía que vive ahí mismo en Santiago', relató.

'Hoy (ayer) nuevamente hablé con mi cuñado y ya nos contó que el temblor fue muy fuerte y que era casi imposible caminar. También nos dijo que están todos bien, pero siguen incomunicados porque no hay energía eléctrica. La llamada tan sólo duró como tres minutos'.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad