domingo 28 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Colombia busca ingresar a nuevos mercados y Santander toma impulso

En la actualidad, Colombia tiene Tratados de Libre Comercio vigentes con México, Chile, la Comunidad Andina y el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras).

Además, cuenta con la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas, Atpdea, que fue prorrogada por el Gobierno de Estados Unidos hasta el 31 de diciembre de 2010.

Esta ley cubre productos como confecciones, petróleo y sus derivados, calzado y manufacturas de cuero, entre otros.

Sin embargo, para muchos especialistas en el tema, estos convenios económicos no son aprovechados del todo por los empresarios.

A esto se suma que la mayor parte de las exportaciones nacionales son tradicionales, es decir, exportaciones de bienes (ferroníquel, carbón, café y petróleo) que no sufren una transformación importante durante su proceso productivo.

No obstante, hay que tener en cuenta que el proceso de internacionalización de la economía en Colombia cuenta con varios años de atraso en comparación con otros países de la región como Chile o Brasil.

Frente a este panorama, los expertos sostienen que incursionar en un nuevo mercado es una tarea a mediano plazo, que requiere del compromiso de todos los sectores de la economía, así como de las autoridades.

La perspectiva santandereana

Sobre el aprovechamiento que hacen los empresarios santandereanos de los TLC’s vigentes, es mucho lo que queda por hacer.
Para la directora del Centro de Negocios Internacionales de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Milene Arciniegas Gómez, en la actualidad estos pactos comerciales son poco aprovechados.

'En este momento estamos en una etapa de búsqueda de mercados y acercamiento a compradores. Y aunque hay tratados que están vigentes, es claro que  hay sectores que tienen más posibilidades que otros', puntualizó la directiva.

Una muestra de ello, según Arciniegas, es que el TLC con el Triángulo Norte no genera beneficios inmediatos, ya que la desgrabación arancelaria será progresiva para sectores como el de las confecciones, a lo que se suma que allí existe un mercado fuerte.

Asimismo, las posibilidades para el sector de confecciones en Chile son bajas, ya que el país austral posee TLC con otros mercados, haciendo que los empresarios locales sean poco competitivos.

Respecto al Aptdea, Arciniegas Gómez afirmó: 'los empresarios han aprovechado mucho. Están prestando más atención a la adecuación de productos con el fin de posicionarse, pero falta mucho por hacer'.

Por su parte, Christian Rodríguez Esparza, asesor de Asuntos Internacionales de la Alcaldía de Bucaramanga, dijo que no ha habido un plan de formación e información sobre los Tratados de Libre Comercio.

'Se ha difundido información sobre los mismos, pero de manera esporádica, y teniendo en cuenta el nivel técnico del tema, es necesario profundizar verdaderamente en estos pactos comerciales, para sacar de ellos el mayor provecho', aseveró el funcionario.

Preguntas y respuestas

La posición del Mincomercio
Para conocer la posición del Ministerio de Comercio, Vanguardia Liberal entrevistó a Luis Guillermo Plata, quien está a la cabeza de esta cartera.

Vanguardia Liberal: Realmente conocen los empresarios las ventajas que les ofrecen los TLCs vigentes, y cuáles son estas ventajas?
Luis Guillermo Plata: Cabe esperar que la gran mayoría de los empresarios las conozca, pues llevamos varios años en las negociaciones, y hemos hecho un gran esfuerzo por darles divulgación, no sólo a través de los medios de comunicación, sino, incluso, con encuentros masivos que realizamos al término de cada ronda.

Adicionalmente, siempre se les ha invitado a ser parte activa de las reuniones de programación antes de cada ronda de negociación, en los cuartos de al lado y en los informes que continuamente se presentan.
En cuanto a las ventajas, estas son, esencialmente, el acceso preferencial permanente a los mercados de nuestros principales socios comerciales, la eliminación de las barreras arancelarias y no arancelarias, reglas de juego claras para el comercio y la inversión, y mecanismos eficaces de solución de controversias, entre otras.

¿De qué manera se están promocionando estos TLC entre los empresarios de los diferentes sectores?
Son múltiples los canales de difusión, pero quisiera destacar la labor que cumplen Proexport, las Cámaras de Comercio y las organizaciones gremiales. En el caso de Proexport, no sólo se cuenta con publicaciones especiales sobre los acuerdos que entran en vigencia y con oficinas en los países socios, sino con la realización de ruedas de negocios y el establecimiento de contactos específicos con potenciales clientes de nuestros productos.

¿Cuáles son las debilidades que presentan los empresarios a la hora de exportar a los países con los que Colombia ha firmado TLC?
Las debilidades se suelen concentrar en los empresarios que no conocen bien los mercados a los cuales quieren ingresar para beneficiarse de los acuerdos. Aquellos que ya tienen trayectoria y presencia en varios mercados, pocas dificultades tienen.
Para los empresarios que están accediendo a nuevos mercados las debilidades pueden manifestarse en su capacidad de competir con los otros países que exportan a esos mercados. Se pueden presentar situaciones en las que los aranceles cero ayudan, pero no son suficientes, en cuyo caso los empresarios deben superar esos cuellos de botella. En otras ocasiones pueden enfrentar problemas de logística o de conocimiento de la cultura de los empresarios con los que están estableciendo vínculos comerciales.
Lo importante es que estas debilidades se pueden superar con la decisión de los empresarios, y algunas con las facilidades que brinda Proexport.

¿Qué estrategia han implementado para impulsar las exportaciones no tradicionales?
El Gobierno cuenta con diversos instrumentos para el impulso de las exportaciones no tradicionales. Proexport realiza tareas en este sentido. También está la estrategia de transformación productiva.

En esa estrategia se viene trabajando con 12 sectores. Cuatro son nuevos o emergentes: Tercerización de procesos de negocios, Software y tecnologías de la información, Cosméticos y artículos de aseo, y Turismo de salud. Cuatro son ya establecidos: Autopartes, Textiles, confecciones, diseño y moda; Industria de la comunicación gráfica; y Energía eléctrica, bienes y servicios conexos. Y cuatro son agropecuarios: Cacao, confitería y chocolatería; Palma, aceites y grasas; Camaronicultura, y Ganadería bovina.  

El objetivo es crear las condiciones adecuadas que les permitan mejorar su competitividad hasta niveles similares a los de las economías más competitivas en cada sector. De igual forma se espera que sus exportaciones aumenten notablemente y que ellas se caractericen por su elevado valor agregado; para los primeros ocho sectores, se proyecta pasar de US$4.397 millones de exportaciones en 2008 a US$18.090 millones en 2012.

Radar económico

Camilo Herrera Mora
Presidente de RADDAR
Especial para Vanguardia Liberal

En un país donde los pagos con plásticos no explican el 7% del consumo, la penetración del e-commerce sin duda tiene una seria barrera a superar, debido a que el comercio por Internet se fundamenta en la bancarización.

Mientras este problema se resuelve, la industria ha fomentado lo que bien se puede denominar el 'ecommerce de los pobres', que es la venta por catálogo, el multinivel y hasta el puerta a puerta; diversos estudios actuales reportan que esto ya podría ser cerca del 3% del consumo de los hogares, más o menos 9 billones de pesos en 2009, lo cual evidentemente nos una cifra despreciable.

Amway, Avon, Ebel, Leonisa, Formfit Rogers, Nacional de Chocolates y hasta Nestle, entre otros, han profundizado este esquema que básicamente es un 'nuevo' canal comercial que está modificando las ventas de las empresas, los hábitos de compra y la entrada de nuevos productos, con ventajas claras como el pago en efectivo, un esquema de crédito de corto plazo y un factor fundamental de alto impacto y comúnmente olvidado en los estudios de canales: el deseo de comprar a alguien.

En muchos casos las personas prefieren comprar a sus vecinos, familiares y amigos que comprar en una gran cadena, bajo la premisa de ayudar a las personas y con alguna ventaja de precio.

Este cambio de paradigma, que comenzó hace muchos años en Colombia con la venta puerta a puerta, el catálogo de Leo e incluyo el Círculo de Lectores, modifica el mix de mercadeo de las empresas y aumenta la independencia de muchas personas como las madres cabeza de familia, reduciendo la carga laboral pero reduciendo el margen de venta.

Esto hay que entenderlo como un nuevo canal, no como una variación de los existentes, ya que tiene condiciones y razonamientos completamente distintos, con resultados hasta la fecha estupendos; lo cual puede seguir así si las marcas de catálogos y multinivel controlan sus redes y evitan la entrada de 'pirámides' de dudosa intención en el mercado. Sin duda es una muy buena opción para sobrepasar la barrera de la penetración bancaria y la situación 'ganadiario-compradiario' de la mayoría de la población colombiana.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad