sábado 13 de febrero de 2010 - 8:16 PM

Colombia y Brasil, entre primeros compradores de armas españolas

Colombia y Brasil fueron en el primer semestre de 2009 el cuarto y quinto clientes, respectivamente, de la industria de defensa española, con compras que alcanzaron en el caso brasileño los 52,8 millones de dólares y en el colombiano los 42,2 millones de dólares, se informó hoy.



Con más de 801.000 dólares, Venezuela se convirtió en el segundo gran comprador de material de policía en ese periodo.

Los datos aparecen en el informe sobre las ventas de armamento españolas distribuidos por la Secretaría de Estado de Comercio y enviados al Congreso de los Diputados, Cámara Baja del Parlamento español, y son correspondientes a la primera mitad del año pasado.

Las cifras de ventas totales se situaron en los 411,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 64,5 por ciento respecto al mismo periodo de 2008.

Los diez principales compradores de armamento español fueron Alemania (128,4 millones de dólares); Portugal (85,5); Reino Unido (58.8); Brasil (52,8); Colombia (42,2), Marruecos (40,1); Italia (37,3); Estados Unidos (27,2), Grecia (14,1) y Malasia (10,2 millones de dólares), según los datos del informe.

La principales operaciones registradas en la primera mitad de 2009 correspondieron a la venta de aviones de transporte militar, de los que Portugal adquirió tres unidades, Brasil dos y Colombia uno.

El informe de la Secretaría de Estado de Comercio también recoge las operaciones de venta de material policial y seguridad, que ascendieron a 6,4 millones de dólares.

Angola fue el principal cliente, con 5,5 millones de dólares, seguido de Venezuela, al que se vendió material de ese tipo por 801.038 dólares en el primer semestre de 2009.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad