domingo 10 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Convenció a sus captores para que lo dejaran en libertad

José Humberto Coronel Mendoza de 54 años, un ganadero del municipio de El Castillo, Meta, fue secuestrado el pasado 26 de abril, en el punto conocido como La Once de la vereda Miravalles, por varios hombres que llegaron hasta su finca y luego de perseguirlo por la misma, procedieron a bajarlo de su caballo llevándolo hacia las montañas del sector.

'Pues yo estaba cabalgando con ‘mijo’, estábamos enterrando un becerro que se nos murió cuando mi hijo me miró como con ojos de miedo y yo le pregunté qué le pasaba y fue cuando él me dijo atrás vienen unos encapuchados, yo pensé… me llevaron, nos quedamos ahí quietos y pues ya nos llegaron y yo les dije que podían hacer lo que quisieran conmigo pero que dejaran tranquilo a mi hijo, y ya, me llevaron para las montañas', relató el ex secuestrado.

Luego de varios días de caminatas interminables y de tratar de persuadir a sus captores para que lo devolvieran a la libertad, José Humberto logró su cometido, y pudo convencerlos de que regresar era la mejor opción para todos.

'Yo les lloraba mucho, día y noche, y gracias a Dios las dos últimas noches hubo buena luna, entonces yo les hablaba y les lloraba y ellos podían verme, yo les suplicaba que me dejaran en liberad, que yo les daba 50 millones de pesos y que nos voláramos, pues ellos me escucharon y a las 9 de la noche empezamos a caminar hacia la libertad'.

Según el comandante de la Séptima Brigada del Ejército, general Pedro León Soto Suárez, el hombre luego de llegar a un punto donde había señal de celular, logró comunicarse con su familia para que los fuera a recoger en un paraje de las sabanas llaneras.

'Establecida la comunicación, pudimos desplegar el operativo que nos llevó hasta el lugar donde se encontraban, los recogimos en una camioneta del Gaula y pues los trajimos de nuevo a la libertad' afirmó el oficial.

Por la liberación del ganadero y comerciante, inicialmente sus captores pedían mil millones de pesos, luego bajaron a 500 y por último pudo convencerlos que lo dejaran en libertad por 50, sólo que ahora ellos no pudieron recibir el dinero prometido, y adicionalmente, quedaron bajo las órdenes de la fiscalía general de la nación.

Los familiares de Coronel Mendoza lo esperaban en las instalaciones de la Séptima Brigada del Ejército con sede en Villavicencio, para su reencuentro y tratar de retomar la normalidad de sus vidas, que se vio comprometida por el accionar delictivo de estas personas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad