viernes 24 de julio de 2009 - 2:52 AM

Crisis mundial detona críticas cruzadas en el Mercosur

Los países del Mercosur se trenzaron hoy en una fuerte disputa por las medidas proteccionistas que algunos de los socios adoptaron ante la crisis global, el fracaso en las negociaciones comerciales externas y el clima de insatisfacción creciente entre las economías menores del mayor bloque suramericano.


El tenso debate se dio en la reunión del Consejo Mercado Común celebrada hoy en Asunción, previa a la cubre semestral del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, a la que están invitados también Venezuela, que está en proceso de adhesión, y los países asociados.

En este ámbito, la voz cantante de la insatisfacción por la falta del avances en la unión la llevó el canciller paraguayo, Héctor Lacognata, quien advirtió hoy que el Mercosur atraviesa un proceso de "descrédito".

"El desencanto hacia el Mercosur se ha generalizado. Pareciera que nadie está confortable. Nos hubiera gustado anunciar resultados mas auspiciosos, pero nos ha faltado voluntad política y solidaridad, condiciones esenciales para avanzar en un proceso de integración", dijo Lacognata.

Tanto Paraguay como Uruguay se lamentaron de que en el primer semestre del año, en el que el primero de esos países ejerció la presidencia temporal del bloque, no se haya podido avanzar hacia la concreción de objetivos fundacionales de la unión, como un código aduanero común, la eliminación del doble cobro del arancel externo y la distribución de la renta aduanera.

"A lo largo de la última década, y con mayor intensidad desde la crisis de 2002, el Mercosur no sólo no ha avanzado en cuestiones claves del proceso de integración, sino que ha experimentado severas reversiones en el marco económico-comercial", planteó la delegación uruguaya.

Montevideo y Asunción se quejaron además de las "medidas proteccionistas individuales sin coordinación regional" adoptadas por Argentina y Brasil en respuesta a la crisis global y que, según Lacognata, empujaron a un "aumento del descrédito del Mercosur, especialmente ante los actores económicos del bloque".

Las economías menores del bloque también expresaron su insatisfacción por el fracaso en negociaciones comerciales trascendentes, como la abierta con la Unión Europea (UE) en 1999.

La respuesta más dura a este rosario de quejas la dio el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina, Alfredo Chiaradía, quien señaló que poner "énfasis en las acciones de los vecinos" y no en las que se toman en los países centrales ante la crisis "contribuye a alentar las críticas descarnadas hacia el proceso de integración".

"Con este tipo de expresiones, estamos contribuyendo a que nuestras sociedades crean que el Mercosur está en un momento muy grave y terminal", afirmó.

Chiaradía dijo que es "inaceptable" que algunos socios transfieran a los demás la responsabilidad por la falta de avances en un semestre que tachó de "atípico" por el impacto de una crisis global frente al cual los países desarrollados se volcaron a subsidios y rescates financieros de sus empresas, mientras a las naciones en desarrollo no les quedó otra opción que aplicar "medidas en frontera" para regular los flujos comerciales.

En este sentido, alegó que las medidas no arancelarias adoptadas por Argentina son "legítimas" y buscan preservar su estabilidad económica.

"Las criticas llevadas al extremo y trasmitidas a la sociedad son parte del problema", subrayó.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores de Brasil, Samuel Pinheiro Guimarães, dijo que el estancamiento de las negociaciones con la UE no se debe a dificultades propias del Mercosur sino a una decisión de los Veintisiete de postergar las conversaciones hasta la resolución de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio.

Otro punto sobre el que no hubo acuerdo fue el criterio de representatividad que tendrá el Parlamento del Mercosur a partir de 2011, cuando sus miembros serán elegidos por el voto popular.

Paraguay ha supeditado el "acuerdo político" sobre el Parlamento a la creación de un Tribunal de Justicia del Mercosur, una posibilidad que es resistida por Uruguay y Argentina.

Los socios acodaron realizar una reunión extraordinaria de cancilleres en un plazo máximo de un mes para llegar a un consenso en este punto.

Sin grandes acuerdos a la vista, los presidentes del bloque más los de Chile, Bolivia y Venezuela se reunirán este viernes en una cumbre donde, además de los temas internos, se abordará la crisis global, la gripe A y la situación en Honduras.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad