viernes 28 de noviembre de 2008 - 2:43 AM

Denuncian corrupción en compra de unos 22.000 chalecos antibalas defectuosos

Los responsables de la millonaria compra de 22.314 chalecos antibalas para las Fuerzas Militares de Colombia incurrieron en un acto de corrupción al permitir a sus fabricantes la corrección extemporánea de unos defectos en las prendas, aseguraron hoy fuentes parlamentarias.

Los chalecos fueron devueltos once meses después de haber sido recibidos para que, solo en veinte días, sean arreglados, precisó en Bogotá el senador Luis Élmer Arenas, para quien este hecho pone en evidencia "la corrupción y los malos manejos" en el contrato.

"No se entiende cómo en un contrato que vale más de 51.000 millones de pesos (unos 21,94 millones de dólares) y cuyo adelanto asciende a más de 12.000 millones de pesos (unos 5,16 millones de dólares) se permite la entrega de material defectuoso", afirmó Arenas en una reunión con la prensa.

El legislador agregó que, además, los responsables de la contratación dieron tiempo a la empresa fabricante, la Unión Temporal Blindados de Colombia, para que "pueda solucionar las deficiencias de los chalecos".

Las prendas no superaron las pruebas de balas, dijo Arenas, para quien no es posible que este problema pueda ser superado en diez días.

El congresista subrayó que en el Ministerio de Defensa se recibirán nuevo estos chalecos, el 1 de diciembre, "con todas sus irregularidades".

"Es casi como fusilar a un soldado hacer que entre en combate con estos chalecos", sostuvo Arenas, quien pertenece a un movimiento afín al Gobierno del presidente Álvaro Uribe.

Arenas expresó que presentará el caso ante organismos de control como la Procuraduría, la Fiscalía y las entidades oficiales de cuentas y contra la corrupción.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad