sábado 28 de febrero de 2009 - 12:08 AM

Denuncian por desobediencia a ministro que no entregó archivos militares

Activistas humanitarios y familiares de las víctimas de la guerra en Guatemala (1960-1996) denunciaron hoy por un acto de desobediencia al ministro de Defensa, Abraham Valenzuela, por no entregar los archivos sobre las operaciones militares en la década de los años ochenta.

La denuncia fue presentada ante el Ministerio Público (MP) por representantes de la Asociación para la Justicia y la Reconciliación (AJR) y dirigentes de organizaciones de derechos humanos.

El representante del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), Juan Francisco Soto, explicó a los periodistas que el ministro fue denunciado por "desobediencia" al no acatar un fallo judicial que lo obligaba a entregar cuatro archivos militares.

Se trata de los planes contra-insurgentes conocidos como "Victoria 82", "Sofía 82", "Ixil 82" y "Firmeza 83".

El pasado miércoles el ministro de Defensa sólo llevó al tribunal los planes de "Victoria 82" y "Firmeza 83", pero fueron rechazados en virtud de que la orden era de que entregara los cuatro.

Según el dirigente de la AJR Benjamín Gerónimo, el ministro incurrió en desobediencia y ocultación de documentos al no entregar los cuatro planes, por lo que pidieron que se le abra una investigación para dilucidar responsabilidades.

"El ministro debe ser investigado y procesado por posible comisión de los delitos de desobediencia, ocultación de documentos y encubrimiento propio", aseguraron las organizaciones en la demanda presentada ante la Fiscalía.

Según Valenzuela, los plantes "Sofía 82" y el de "Ixil 82" pueden haber desaparecido.

El presidente Álvaro Colom dijo este jueves que el ministro le había informado sobre la desaparición de esos archivos, por lo que anunció que se hará una investigación para establecer su paradero porque estaban bajo resguardo.

"Nos preocupa que digan que los archivos de Ixil y Sofía desaparecieron y también nos preocupa que se pierdan los otros dos", dijo Soto.

Al grito de "juicio y castigo a los genocidas", los familiares de las víctimas de la guerra y los activistas exigieron la entrega inmediata de los documentos para que se juzgue a los responsable de los delitos de lesa humanidad.

Los archivos militares servirán como prueba documental en un proceso penal por delitos de genocidio y torturas que conoce el Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal en contra de un grupo de ex altos cargos militares, entre ellos Efraín Ríos Montt, quien gobernó de facto los años 1982 y 1983.

Un dirigente de la organización "Hijos", que aglutina a personas que quedaron huérfanas a causa del conflicto armado, aseguró hoy durante una protesta que sin la entrega de los archivos militares, "difícilmente se podrán juzgar los crímenes de guerra".

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) exigió hoy al gobierno de Guatemala en un comunicado la entrega inmediata e incondicional de los documentos militares relacionados con el proceso judicial de genocidio.

"La presentación de estos documentos debería haber sido un logro significativo dentro de un extenso proceso para llevar a aquellos acusados de genocidio ante la justicia", afirma el texto, en el que AI considera que "es inaceptable que después de dos años de resistir judicialmente la publicación de éstos documentos el Ministerio de Defensa ahora afirme que se han perdido."

Amnistía Internacional también llama al presidente de Guatemala a cumplir con el compromiso adquirido en marzo 2008 de poner a la luz pública todos los archivos militares de la época del conflicto interno armado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad