miércoles 23 de diciembre de 2009 - 9:28 PM

Denuncian que Gobernador asesinado no tenía protección suficiente

Los familiares del gobernador Luis Francisco Cuéllar, secuestrado y asesinado por presuntos guerrilleros de las Farc, denunciaron este miércoles que el político no contaba con protección policial suficiente, pese a que había sido víctima de varios secuestros.

(Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)



Luis Fernando Cuéllar, hijo del Gobernador del Caquetá, explicó a varias emisoras que su padre solo disponía de tres policías para su seguridad, a pesar de que había sido raptado en cuatro ocasiones antes de este último secuestro.

Reveló además que, horas antes del secuestro de su padre, uno de los policías de su esquema de seguridad les dijo que tuvieran "mucho cuidado" porque había "rumores" de un posible atentado contra el Gobernador.

La esposa de Cuéllar, Imelda Galindo, también denunció desde el momento en que se produjo el secuestro que muchas veces únicamente había un policía custodiando su casa, como ocurría el lunes por la noche cuando su marido fue plagiado.

El Mandatario regional fue secuestrado en la noche del lunes en su casa de Florencia, la capital del Caquetá, por varios hombres vestidos con prendas militares que irrumpieron en su domicilio tras haber arrojado una granada contra la puerta.

En el asalto murió el único policía que estaba custodiando en esos momentos la casa de Cuéllar y otros dos, que se acercaron tras el atentado, quedaron heridos.

El cuerpo de Cuéllar fue encontrado degollado el martes, el día en que cumplía 69 años, en un paraje de la zona rural de Florencia.

Aunque ningún grupo ha reivindicado todavía el secuestro y posterior asesinato de Cuéllar, el Presidente Álvaro Uribe se lo atribuye a miembros de la columna Teófilo Forero de la guerrilla de las Farc.

Horas antes del hallazgo del cadáver de Cuéllar, Uribe había ordenado su rescate militar y el de todos los secuestrados por las Farc, que retienen entre otros a 24 uniformados con la finalidad de canjearlos por medio millar de insurgentes presos.

El velatorio de Cuéllar, cuyo asesinato ha sido repudiado por la ONU, organismos de derechos humanos y todos los sectores políticos de Colombia, se va a instalar en Florencia en la sede de la asamblea departamental.

"No se merecía eso. Era un hombre muy generoso, le encantaba estar con la gente humilde" , dijo entre sollozos la mujer de Cuéllar, de profesión ganadero, al recordar al hombre con el que pasó 41 años "muy maravillosos".

La familia está pensando seriamente abandonar el país una vez cumplidas las exequias del desaparecido Gobernador de Caquetá

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad