viernes 02 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Detienen presuntos responsables por ‘falsos positivos’

Un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH dictó medida de aseguramiento, sin beneficio de excarcelación, a los presuntos responsables de la desaparición de dos jóvenes en Soacha (Cundinamarca), muertos en un supuesto combate con el Ejército en Norte de Santander.

Se trata de Pedro Antonio Gámez Díaz, Darío José Palomino Ballesteros, Sandro Mauricio Pérez Contreras, Uriel Ballesteros Obeso, alias ’Pocho’, y Ender Obeso Ocampo, alias ‘Pique’, señalados como posibles coautores de los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada de personas y concierto para delinquir agravado. Las víctimas son Camilo Andrés Valencia y Daniel Suárez Martínez, quienes desaparecieron y luego fueron asesinados por tropas regulares durante un supuesto enfrentamiento armado en la vereda Pavez, municipio de Ábrego, Norte de Santander, y el cual se habría presentado entre el 5 y el 7 de diciembre de 2007.

Por estos hechos han sido asegurados el coronel (r) Álvaro Diego Tamayo Hoyos y el soldado profesional Medardo Ríos. Gámez Díaz está recluido en la cárcel La Picota de Bogotá. En contra de los otros procesados que están vinculados en calidad de personas ausentes, el fiscal instructor reiteró las órdenes de captura.


síntesis

Condenado por reclutar jóvenes

El Juzgado Penal del Circuito Especializado de Sincelejo (Sucre), condenó a 17 años y tres meses de prisión a José Dionisio Ramos Castillo, alias ‘Joselito Carnaval’, por reclutar jóvenes que después eran reportados como muertos en combate con tropas regulares.

De acuerdo con las investigaciones, los hechos ocurrieron el 1 de noviembre de 2007 en el corregimiento El Pantano, municipio de Galeras (Sucre), donde el Ejército Nacional reportó como abatidos en choque armado a Fabio Alberto Sandoval Feria y a Manuel González Correa.

Las víctimas fueron contactadas en Sincelejo por Ramos Castillo, quien les ofreció un supuesto trabajo en una finca en Nechí, Antioquia, donde recibirían un salario de $500 mil mensuales.

Ramos Castillo fue condenado por homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad