martes 26 de enero de 2010 - 12:36 AM

Deuda del gobierno cerró en $185,33 billones en 2009

Así lo señala el más reciente informe del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Esta cifra evidencia un crecimiento de 13,4 por ciento frente a 2008, cuando las obligaciones culminaron en 163,3 billones de pesos.



La deuda interna, que al finalizar 2008 se ubicó en 108,7 billones de pesos, terminó 2009 en 125,63 billones de pesos, lo que representó un crecimiento de 15,57 por ciento o 16,9 billones de pesos.

Por su parte, las obligaciones externas terminaron el año en 59,69 billones de pesos, 5,1 billones de pesos más que en 2008, cuando el reporte se ubicó en 54,59 billones de pesos.

Informes recientes de Ignacio Lozano, investigador económico del Banco de la República, advierten que las finanzas han sido sostenibles, pero en sentido débil, lo que en la práctica implica que el Gobierno ha tenido que emitir deuda de manera recurrente para financiar parcial o totalmente su servicio y que de no corregir el desequilibrio fiscal estructural que se ha registrado desde hace varios años, el Ejecutivo podría tener dificultades en el futuro, para asegurar su financiamiento.

Lozano aclara además que históricamente se han presentado una serie de acontecimientos en el país que han llevado a que primero se tomen decisiones de gasto y luego se propicie la necesidad de aumentar los impuestos, para asegurar parcialmente su financiación.

El crecimiento de las obligaciones, en especial las que están catalogadas como deuda interna, según los analistas, está directamente relacionado con un recaudo de impuestos nacionales que en 2009 se ubicó por debajo de la meta.

Si bien el recaudo neto de impuestos nacionales administrados por la Dian cerró 2009 en 65,5 billones de pesos, también se debe tener en cuenta que la meta era 67,1 billones de pesos, lo que en plata blanca representa 1,6 billones de pesos menos de lo proyectado.

"Naturalmente el descenso en el comportamiento del ciclo económico afectó el recaudo de impuestos y obligó al Gobierno Nacional a colocar más deuda", explicó el analista económico de Profesionales de Bolsa, Daniel Lozano, quien aseguró que en el futuro se vienen vencimientos importantes de Títulos de Tesorería, TES, con lo cual se le daría liquidez al mercado.

Así las cosas, en adelante los mayores riesgos de mercado no están netamente enfocados en el tema fiscal sino que se vislumbran por el lado inflacionario y las expectativas de incrementos de las tasas de interés del Banco de la República.

Claro está que en la mente de los analistas también se encuentra latente el futuro político del país: la reelección puede ser uno de los puntos que fijará el norte de las inversiones en deuda pública según los expertos.

No obstante, el mercado también destaca las decisiones del Gobierno en un año de crisis que llevó a que el crecimiento fuera casi nulo.

Según Carlos Torres, analista de Asesores en Valores, el repunte en las obligaciones de la deuda era necesario ya que esa mayor deuda que se destinó a consolidar la política anticíclica tiene como objetivo abogar por el crecimiento económico de la Nación.

"Si bien es cierto que la Tesorería tiene presiones sobre su caja, para 2010 se esperarían operaciones de manejo de deuda que permitan al Fisco mover los vencimientos del año a fechas futuras donde haya menos obligaciones: seguramente veremos un roll over de la deuda", agregó Torres.

Sobre el tema, el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga aseguró que "a pesar de la difícil situación económica a lo largo de 2009, el Gobierno Nacional cumplió con los objetivos propuestos y logró un déficit fiscal equivalente a 4,1 por ciento del PIB".

Al respecto, el analista de Acciones y Valores, Alexander Cárdenas, explicó que más importante que mirar los 185 billones de pesos como un valor absoluto, lo importante es ver el déficit.

En ese orden de ideas, en un año en el que el Gobierno tuvo que acelerar el gasto haciendo una política anticíclica, no se registró un descalabro. Eso, argumentó Cárdenas, muestra un buen manejo fiscal.

Adicionalmente, se viene un aplazamiento en el Presupuesto General de la Nación de 2010 de 5,8 billones de pesos para garantizar una meta de déficit de 4,5 por ciento del PIB.

Sin embargo, pese a los anuncio del Ejecutivo, hay quienes insisten en que es necesario poner en marcha reformas de fondo que hagan más transparente y competitivo el sistema fiscal del país y, especialmente, que hagan viable su manejo financiero para el mediano y largo plazo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad