miércoles 23 de septiembre de 2009 - 12:50 AM

Dirigentes de seguidores de Zelaya se refugian en casas tras salir de la embajada

Al menos tres dirigentes del frente de resistencia popular que acompañaban al depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, lograron salir de la embajada de Brasil en Tegucigalpa y ahora están refugiados en casas particulares.


Así lo informó hoy a Efe el dirigente campesino Rafael Alegría, uno de los coordinadores del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, quien estaba entre los que acompañaban a Zelaya en la embajada brasileña, donde el depuesto gobernante se encuentra desde ayer.

Alegría dijo que él y dos de sus compañeros de movimiento, los sindicalistas Juan Barahona e Israel Salinas, están "fuera de peligro" tras abandonar anoche la sede diplomática.

Explicó que decidieron abandonar por su cuenta la embajada de Brasil porque fueron alertados de que el Ejército y la Policía iban a tender un cerco sobre el edificio y como dirigentes de la resistencia necesitaban estar con los manifestantes para seguir coordinando las acciones para la restitución de Zelaya en el poder.

"Yo estoy en una casa particular de una familia que tuvo el gesto de abrirme el portón y brindarme protección", indicó Alegría, sin precisar en qué lugar de la capital hondureña se encuentra protegido él, ni dónde están Barahona y Salinas.

Añadió que tras la salida de la embajada de él y los otros acompañantes de Zelaya, en un automóvil, algunos policías los persiguieron en motos y les hicieron varios disparos, pero que nadie resultó herido.

"El pueblo seguirá en la resistencia" a pesar del toque de queda impuesto por el Gobierno de facto de Roberto Micheletti y de los retenes en las carreteras para impedir que los seguidores de Zelaya lleguen a Tegucigalpa a manifestarse, aseguró.

El dirigente consideró que "es una injusticia lo que están cometiendo contra el presidente, porque él reiteró ayer que venía en plan de diálogo" para resolver la crisis causada por su derrocamiento el 28 de junio, cuando el Parlamento designó a Micheletti como presidente del país.

Policías y militares desalojaron hoy con gases lacrimógenos, balas de goma y chorros de agua a simpatizantes de Zelaya que estaban apostados frente a la embajada brasileña.

Al menos 150 personas fueron detenidas por la Policía, un centenar de ellas por violar el toque de queda y el resto por participar en disturbios que se produjeron después del desalojo en la embajada, según una fuente policial.

Medios locales indicaron que una veintena de personas fueron atendidas en el estatal Hospital Escuela por lesiones sufridas durante los disturbios.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad