viernes 17 de abril de 2009 - 10:00 AM

Edad de retiro forzoso no es un aval para despidos

Ninguna entidad pública debe adelantar despidos de personas mayores de 65 años de edad, por el sólo hecho de haber llegado a la edad de retiro forzoso.

Así lo determinó la Corte Constitucional al amparar los derechos de Jaime Cañón Díaz quien vio como la Secretaria de Educación de Bogotá, para la cual trabajaba, lo despidió sin tener en cuenta que a su edad le sería imposible conseguir trabajo, y que su caso aún no se le ha resuelto la pensión de jubilación.

Para la Corte la aplicación de este tipo de normas, por parte de la administración pública, debe ser razonable, por lo que reclamó que cada uno de esos procedimientos sea el resultado de una valoración de las condiciones particulares del trabajador.

En tal sentido, el Alto Tribunal manifestó que en todos los casos las autoridades deben garantizar el respeto fundamental a los derechos de los trabajadores, pues en el caso estudiado es claro que se trata de una persona que llegó a la llamada tercera edad, lo que lo hace merecedor de especial protección por parte del Estado.

'La Corte ha considerado que si la fijación legal de una edad de retiro forzoso como causal desvinculación de servidores públicos responde a criterios objetivos y razonables, debe afirmarse que, en principio, resulta proporcional a los fines constitucionales cuyo logro se persigue', señaló el Alto Tribunal. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad