miércoles 19 de agosto de 2009 - 3:59 AM

El Nuevo Liberalismo: Antes y después de Galán

En la segunda mitad de  la década de los años setenta, adelantó campaña como candidato al Senado por la circunscripción electoral de Santander.


Decidido a presentarse  como aspirante al Congreso, le plantean la alternativa de hacerlo en Bogotá, donde habría sido beneficiado directo de la favorabilidad que siempre acompañó al ex presidente Alberto Lleras Restrepo.

No obstante Galán, para sorpresa de algunos, opta por candidatizarse en su tierra natal. Se trataba  no sólo de volver a sus raíces sino de vivir la provincia colombiana.

En nuestro Departamento su presencia venía dándose desde hacía mucho tiempo. Ya eran reconocidas sus escalas, entre otros municipios, en Oiba, Socorro, San Gil, Charalá, Barrancabermeja, Puente Nacional, Vélez y Barbosa y los recorridos  por Bucaramanga y su área Metropolitana.
Las extensas cartas  que nos enviaba, especialmente desde Roma, eran verdaderos tratados que  describían en detalle  cada municipio.

La 'Escuelita de Galán'   
A mediados de 1977 comienza la campaña electoral para  corporaciones públicas del 78. Galán abanderó la causa llerista y lo hizo en Santander.

Sus primeros pasos electorales los adelanta en compañía de un núcleo básico de voluntarios que  fue vinculándose al proselitismo  de manera espontánea.

Los fines de semana se convirtieron en una pasión para los 'aprendices del oficio', un grupo de  inexpertos -principalmente jóvenes- en esas lides. Así nació la 'Escuelita de Galán', como nuestros contradictores nos llamaron intentando una descalificación que por supuesto nunca sentimos.

Un Jeep Daihatsu de color blanco se vino asociando con la presencia de Galán en los más recónditos parajes de la agreste y quebrada geografía santandereana.

Al comentarle mi intención de comprarlo por ser  una marca  recién llegada al país, de precio módico,  de inmediato me propuso adquirirlo en compañía,  como en efecto se hizo.

Además y muy en su estilo de imponerse retos me dijo que aspiraba a lograr 'un voto por cada kilómetro recorrido en el Jeep', como lo confirmaron los escrutinios, esa meta se hizo realidad.
Sin embargo, el kilometraje también sirvió para causarle una afección de columna que padeció desde esas jornadas proselitistas.

Invariablemente preguntaba: 'ha oído hablar de  Luis Carlos Galán?' y se  divertía con las respuestas. Cada visita era un motivo para enriquecer las  anécdotas.

En esa etapa fue el artífice de  un hito en la política, yo diría que a nivel nacional, al  concebir y elaborar el audiovisual  'Bucaramanga nos pertenece a todos'.

Con muy escasos recursos tecnológicos  Galán escribió el guión, seleccionó las fotografías, grabó el texto y nos entregó  un  arma incomparable de educación política para llegar a todos los rincones del Área Metropolitana y proponer  reflexiones acerca de la ciudad y de los derechos y  deberes ciudadanos.

Vendría la existencia efímera  de la Unión Liberal Popular-ULP, que lanzamos a mediados de julio del 79 en la Asamblea Departamental en Bucaramanga.

Nos establecimos en la sede del Parque Bolívar.  A finales de ese año, ya   marchitada la ULP,  se fue  abriendo espacio  el Nuevo Liberalismo, creado a los pocos meses  con todo el vigor y bajo los parámetros de una real organización política.

Ocho años más tarde, debido a las nuevas realidades políticas dentro del Partido Liberal, nuestra organización- con Galán  a la cabeza- decidió cancelar la personería jurídica del Movimiento.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad