miércoles 31 de marzo de 2010 - 4:59 AM

El profesor Moncayo se hizo célebre por caminar por la libertad

Gustavo Moncayo, un profesor de ciencias sociales de 58 años, se hizo célebre en la lucha por la liberación de su hijo, uno de los rehenes más antiguos de Colombia, a quien finalmente pudo abrazar hoy luego de que fue entregado a una misión humanitaria.


En esa lucha, se colocó cadenas en las manos, para llamar la atención sobre las condiciones de cautiverio de su hijo, Pablo Emilio Moncayo, y recorrió cientos de kilómetros en caminatas por Colombia, Ecuador, Venezuela y Europa.

Su esposa María Estela Cabrera y sus otras cuatro hijas le han acompañado estos años, y esperaron con él, llenas de lágrimas de emoción, el regreso del sargento, de 32 años, en el aeropuerto de Florencia, Caquetá.

Este martes, con una camiseta con la foto de su hijo, Gustavo Moncayo mostraba una sonrisa radiante y cantaba en la pista del aeropuerto donde llegó el militar tras ser recogido en un punto de la selva colombiana por una misión humanitaria.

En su peregrinaje para internacionalizar la situación de su hijo, secuestrado desde el 21 de diciembre de 1997, cuando apenas tenía 19 años de edad, Moncayo se reunió con el presidente venezolano Hugo Chávez, en Caracas en 2007, cuando éste fungía como mediador para la liberación de un grupo de rehenes de las Farc.

También realizó caminatas por Francia, España, Alemania, Bélgica e Italia. El 10 de octubre de 2007 fue recibido por el papa Benedicto XV en El Vaticano.

Crítico de la situación social del país y tocado en su propio hogar por el conflicto armado, este hombre de apariencia frágil y 1,67 m de estatura, decidió aspirar a un escaño en el Senado por el el izquierdista Polo Democrático Alternativo en los comicios del pasado 14 de marzo, pero no alcanzó la votación suficiente.

"No se trata sólo de Pablo Emilio, sino de la búsqueda de una salida política negociada al conflicto", argumentó entonces.

Originarios del pueblo de San Doná, en el departamento de Nariño, en el sur cerca de la frontera con Ecuador, los Moncayo deben regresar con Pablo Emilio a esa localidad, donde los habitantes han preparado una gran fiesta, una vez que el militar haya terminado de realizarse los exámenes médicos correspondientes.

Las Farc anunciaron desde abril de 2009 la liberación unilateral de Moncayo y del soldado Josué Daniel Calvo, así como la entrega de los restos del mayor Julián Guevara, muerto en cautiverio en 2006.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad