miércoles 19 de agosto de 2009 - 4:36 AM

El proyecto quedó truncado

El comienzo del Nuevo Liberalismo fue una etapa muy romántica, idealista y comprometida con una causa en razón de que Galán fue un joven periodista de muy buena trayectoria.


En asocio con Lleras, vieron la necesidad de asomarse a la organización política con el compromiso de ir formando nuevos líderes que trabajaran por unas ideas de transformación en el país que había caído en los vicios de la politiquería.


Cuando llegó a Santander lo conocí como estudiante universitario y fui organizador de las juventudes liberales y a través de la Sociedad Económica de Amigos del País, empezamos a organizar foros temáticos donde se ventilaron las ideas de transformación. Estaban Virgilio Galvis Ramírez, Silvia Rugeles, Hernando Suárez Mantilla, Benjamín Sarmiento, algunos de los que luego conformaríamos el Nuevo Liberalismo.

El proyecto quedó truncado porque iba a tener realización si Galán llegaba a conducir el Estado, pero las mafias lo eliminaron.

Después de Galán, digamos que es muy difícil lograr una continuidad lo que fue su movimiento y su ideario por cuanto lo reemplazó en un momento abrupto e imprevisible César Gaviria que acababa de ingresar al Nuevo Liberalismo. No era un político formado en estas huestes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad