domingo 08 de marzo de 2009 - 9:44 PM

El temor se regó en dudosos panfletos

Un panfleto con amenazas que circula de mano en mano y por Internet atemoriza por estos días a Medellín. El Gobierno local y las autoridades le dan poca credibilidad, pero el mensaje anónimo sembró miedo al propagarse con rapidez y encontrar caldo de cultivo en el aumento de los homicidios y presencia de bandas.

Con la amenaza de "llegó la hora de la limpieza social" el panfleto comenzó a circular a finales de febrero en el centro y barrios como Santo Domingo Savio, Castilla, Manrique y Moravia, entre muchos otros.

El panfleto, escrito en términos vulgares y sin atribución a ningún grupo ilegal, la emprende contra prostitutas, drogadictos, ladrones y expendedores de drogas alucinógenas, a quienes culpa del aumento de la delincuencia, la drogadicción e incluso, del contagio de sida.

También amenaza a jóvenes "parchados en las esquinas drogándose" y anuncia las diez de la noche como la hora límite para que las personas estén en sus casas y "no caigan inocentes".

El panfleto ya comenzó a perturbar la tranquilidad de las comunidades, como lo constata María, habitante del barrio La Esperanza, en el nororiente de Medellín. "Este volante llegó y la gente empezó a fotocopiarlo. Si generó temor y los últimos días se ve soledad de noche. Mi esposo no salió el fin de semana a tomarse unas cervezas como acostumbra y los padres sufren con sus hijos para no salgan a calle hasta tarde".

Sin embargo, la mujer señala que los habitantes del sector, que vivieron en carne propia los años más duros del conflicto, tienen dudas sobre la autenticidad del panfleto y sus amenazas. "Los grupos ilegales no actuaban así, con anónimos, sino que llegaban y amenazaban en nombre de las milicias y los paramilitares".

La intranquilidad que generó el volante anónimo también se percibe en Castilla, Robledo y Santo Domingo. En Robledo Las Margaritas, dice un joven, hay combos que intimidan y extorsionan. "Y ahora con los panfletos, la gente se encierra temprano".

En Santo Domingo, Granizal o los Populares, muchos residentes empezaron a irse de la calle después de las 10 de la noche. "La gente no sale con tanta tranquilidad y los bares ya cierran más temprano. Pero en estos últimos días se reforzó la seguridad", relató una líder comunitaria.

Aunque en estos y otros sectores de la ciudad nadie da cuenta del origen y autores de las amenazas, los homicidios que se han presentado y la presencia de combos delincuenciales que se enfrentan en barrios como Santo Domingo, son el escenario propicio para que reviva el miedo.

"Hay temor porque han matado personas y hubo muchas balaceras entre combos. Lo peor es que ya la gente no puede pasar de un barrio como Nuevo Horizonte a Santo Domingo o Granizal por la amenaza de los combos. Y ahora esos panfletos alborotaron más el miedo", cuenta una joven del sector .

A raíz de este clima de tensión el pasado viernes los habitantes de la comuna 1 protagonizaron una marcha para protestar contra la violencia. En las últimas dos semanas se reforzó la seguridad.

Pero también hay habitantes y líderes que le piden a su comunidad no creer en amenazas que buscan crear zozobra. "No podemos dejarnos intimidar con el primer papel anónimo que aparezca y que se difunde como un rumor", afirma Jorge de la Cruz, habitante de Santo Domingo.

Desmovilizados consultados por este diario también lo desestimaron. "La guerrila o las autodefensas cuando impusimos toques de queda lo atribuimos para mostrar presencia. Esto es solo para generar miedo", dijo un reinsertado de la s Auc.

CAMPAÑA DE MIEDO INFUNDADOPara las autoridades de Medellín, el panfleto carece de credibilidad, por lo que hacen un llamado a la ciudadanía para que no se deje aterrorizar por mensajes anónimos de dudosa procedencia.

"No tiene fundamento. Se investigó y la conclusión es que circuló de forma masiva por curiosidad de los ciudadanos. Ese tipo de panfletos ya se ha visto aquí y en otras ciudades para generar zozobra y desinformación. Por eso pedimos a la comunidad no reproducirlo, pues solo se crea un miedo infundado", indica el secretario de Gobierno de Medellín, Jesús María Ramírez.

En efecto, el mismo panfleto ya circula en municipios como Itagüí, Bello, Andes y en Urabá por cuenta de Internet.

La Policía y la Personería de Medellín también desestiman una amenaza real por estos textos (ver opiniones).

Una voz particular que se suma al llamado para que no se propague el miedo es la de el coronel (r) Manuel Ricardo Salgado, ex director de la Sijín de la Policía y hoy profesor de Derecho y Criminalística de la Universidad de Medellín.

"En su elaboración y lenguaje demuestra que busca amedrentar, sanear sectores donde pernoctan drogadictos, prostitutas y delincuencia común, población que tiene animadversión en algún sector de la población", dice Salgado.

Como antecedente, las autoridades recuerdan un panfleto similar que circuló el año pasado en Santa Lucía, a nombre de las Águilas Negras. Éste resultó ser un intento extremo de varios habitantes incómodos para poner fin a las rumbas y el ruido de jóvenes a altas horas de la noche.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad