viernes 22 de enero de 2010 - 10:00 AM

Evo Morales asume hoy su segundo mandato

El presidente de Bolivia, Evo Morales, será investido hoy para un segundo mandato de cinco años con un poder casi ilimitado para crear un nuevo Estado socialista e indigenista en reemplazo de 'un Estado colonial que se va', según este ayer.

Morales, de 50 años, asumirá en una ceremonia en la nueva Asamblea Legislativa que sustituye al antiguo Congreso nacional, frente a una oposición debilitada que vio impotente los cambios que logró imponer en su primera gestión. El mandatario que en su primer periodo nacionalizó los hidrocarburos y las telecomunicaciones- anunció que avanzará hacia la 'refundación de Bolivia', despidiendo 'un Estado colonial que se va', según dijo en una ceremonia ritual en la que fue ungido guía espiritual de los pueblos indígenas.

'Pasamos de un Estado colonial a uno social y plurinacional', explicó esta semana el vicepresidente Álvaro García.

Para impulsar los cambios, Morales que ganó las elecciones en diciembre con un respaldo del 64% dispone de una abrumadora mayoría de 2/3 en la nueva Asamblea Legislativa, lo que le permitirá no sólo imponer medidas de transformación sino elegir a discreción las autoridades en los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral.

La principal candidatura opositora acumuló apenas 26% de los votos.

Para dar una imagen de la magnitud del cambio, Morales entregará al Congreso la tradicional banda presidencial con los colores amarillo, rojo y verde de la bandera boliviana y recibirá otra en la cual se incluye la bandera multicolor indígena (whipala).


ritual de asunción

El presidente de Bolivia, el aimara Evo Morales, renovó su condición de líder político y espiritual de los pueblos indígenas en una ceremonia celebrada en la ciudadela prehispánica de Tiahuanaco, lugar de carácter sagrado en el mundo andino.

En un ritual similar al celebrado hace cuatro años tras su primera victoria electoral, Morales volvió a recibir los bastones de mando de los pueblos originarios de manos de un niño y una niña en las milenarias escalinatas del templo de Kalassaya, en el corazón de Tiahuanaco, donde se congregaron miles de indígenas de Bolivia y de otros puntos del continente.

En una ceremonia cargada de misticismo andino y destinada a recibir la energía y sabiduría de las deidades y los 'ajayus' (espíritus) ancestrales, Morales protagonizó su segunda investidura indígena ataviado con un simbólico atuendo elaborado en su totalidad con fibra de llama e inspirado en los que lucían hace miles de años las autoridades tiahuanacotas.


Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad