miércoles 15 de julio de 2009 - 2:10 AM

Ex paramilitar descuartizó a trabajadora sexual

Un escalofriante crimen ocurrió en la madrugada del pasado domingo, en el barrio Pizarro, luego de que un ex paramilitar descuartizó a una supuesta trabajadora sexual, que contrató en un bar.

El crimen ocurrió en el interior de una habitación de la vivienda, ubicada en la calle 13 número 8A-05, donde el ex combatiente Wilson Gómez Carrillo, de 33 años, natural de Cáchira, vivía desde hacía cinco meses en arriendo. La primera en enterarse de lo ocurrido fue Carmen Laguado, propietaria del inmueble, quien a las 8:00 de la mañana subió al segundo piso a dar un vistazo a las piezas de los ocho inquilinos.

Wilson Gómez Carrillo

La mujer encontró gotas de sangre en el piso, en un trapero y en la puerta de Gómez Carrillo. Ante la angustia de que algo pudiera haberle ocurrido, tocó y le preguntó qué pasaba. 'Me dijo que estaba borracho y que se había herido una mano. Le contesté que me mostrara y dijo que no, que no era nada. Me aseguró que luego hablaríamos', recordó la propietaria.

Aseguró Laguado que al ex paramilitar nunca antes lo vio en estado de embriaguez. Así que decidió contarle a su esposo, para ver si podían ayudarle o llevarlo a un médico. Cuando llegaron al cuarto, Wilson Gómez les abrió y se asomó pálido colocando como tranca un pie detrás de la puerta, lo cual, despertó aún más la curiosidad de la propietaria, quien insistentemente la empujó para ver que pasaba adentro.

En tono tranquilo y arrepentido, Wilson Gómez Carrillo, quitó el pie, y confesó a la dueña de la casa lo que pasó durante la madrugada. 'Nos dijo que él había matado a la mujer, que estaba tirada en el suelo dentro de la habitación, y tapada con una cobija. Aseguró que era una muchacha que quiso robarlo y le había ‘metido perico’ (droga) a la fuerza', señaló la propietaria.

Semejante a una de las escenas de horror que protagonizaron los paramilitares en Norte de Santander, antes de la desmovilización en 2004, la mujer fue descuartizada con la navaja. La víctima sólo tenía puesto un sostén negro. Gómez Carrillo pidió a la dueña del inmueble que llamara a la Policía para entregarse.

Al llegar los uniformados de la subestación del barrio Aeropuerto, el homicida fue esposado y sacado en una patrulla policial, rumbo a la Fiscalía, donde permanecerá a la espera de ser llevado ante un juez.

Nadie escuchó


Algunos de los inquilinos de la casa coincidieron en afirmar que en la madrugada no se escucharon gritos de auxilio o discusiones previas al asesinato.

Al parecer, el ex paramilitar habría degollado primero a la mujer y posteriormente desmembró sus extremidades y cabeza.

'Sabíamos que el señor (Gómez Carrillo) trabajaba en una empresa ubicada en la avenida Las Américas y que estudiaba. Además que tenía esposa e hijos', relató un arrendatario.

El coronel Jorge Iván Flórez Cárdenas, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, confirmó que el aprehendido es desmovilizado del Bloque Vencedores de Arauca de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), que abandonó en diciembre de 2005.

Personal de la Policía Judicial y Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía practicaron el levantamiento de la mujer, que carecía de documentos de identificación, siendo trasladada a la morgue del Instituto de Medicina Legal como N.N.

La occisa tiene un tatuaje con dos rosas en el brazo izquierdo y las letras SM en el derecho. La edad aproximada es de 25 a 30 años.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad