miércoles 25 de febrero de 2009 - 1:13 AM

Extraditarán a fabricante de semisumergibles

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia avaló la extradición hacia los Estados Unidos de Lope Antonio López Ortega, señalado de ser uno de los ingenieros constructores de semi-sumegibles para sacar cocaína hacia los Estados Unidos.

Las pruebas que vinculan a ‘Manuel’, alias con el que se conoce a López Ortega, con carteles del narcotráfico, están sustentadas en una serie de grabaciones hechas por personal de inteligencia tanto colombiano como extranjero y que había logrado infiltrarse en una de las organizaciones a las cuales le servía el extraditable.

Según el requerimiento entregado por el gobierno estadounidense, las actividades ilegales de López Ortega se venían dando desde por lo menos el año 2004, cuando en compañía de otros hombres, entre ellos Gustavo Adolfo de Jesús García Velásquez, se unieron para construir 'semi-sumergibles auto-propulsados a control remoto para transportar cantidades múltiples de cocaína'.

Los testimonios que hoy esgrimen funcionarios del distrito medio de Florida en contra de este colombiano hablan de dos reuniones entre septiembre de 2006 y junio de 2007, en las que López y sus socios dicen haber construido varias embarcaciones que transportaron 'exitosamente' cocaína desde Colombia a México y/o Puerto Rico'.

En una de esas embarcaciones recuerda ‘Manuel’, se afirma en el proceso que habrían movido por lo menos dos toneladas de coca que pudieron llegar a las costas mexicanas a finales de 2004.

'García Velásquez manifestó que construía una embarcación similar para CW1 (uno de los infiltrados) por aproximadamente 450 mil dólares', se afirma en la sentencia que deja a López con un pie en los Estados Unidos y otro en Cómbita, Boyacá.

En otra de las reuniones ‘Manuel’ indicó que él había fabricado con García Velásquez siete embarcaciones y en cuatro de ellas -dijo- había trasportado sin problema varias toneladas de cocaína.

Pero esa no fue la única confesión que sin saberlo hizo ‘Manuel’. Según se consigna en el concepto favorable a la extradición, cada una de las embarcaciones se manejaba a control remoto, siendo su capacidad de mil millas, además de poder ser reabastecida de combustible en mar abierto.

'Construir la embarcación tomaría aproximadamente de dos a tres meses y el precio actual de compra era de 500 mil dólares', describe otra de las conversaciones interceptadas por organismos de inteligencia. En esta última, uno de los infiltrados acordaba la entrega de varios kilos de narcóticos.

Estas fueron las razones que permitirán que el Gobierno en los próximos días alias Manuel, sea enviado a los Estados Unidos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad