viernes 26 de junio de 2009 - 1:59 AM

Fiscalía imputó cargos contra un coronel, dos suboficiales y ocho soldados por ´Falsos Positivos`

La Fiscalía General de la Nación les imputó cargos por los delitos de desaparición forzada, homicidio agravado, concierto para delinquir y falsedad en documento público, en la desaparición de dos jóvenes del municipio de Soacha (Cundinamarca).


Los cobijados con la medida son el coronel Alvaro Diego Tamayo, el sargento Rolando Rafael Consuegra Estupiñan, el cabo primero Gilbert Alfonso Ovalle Pineda y los soldados profesionales Alexander Suárez Rozo, Heliberto Portilla Zambrano, Tomas Contreras Duarte, Inocencio Avelino Gil, Ever Jaime Garzón, Lorenzo Aguaroble, Medardo Ríos y Obdulio Medina.

Los militares son procesados por su presunta participación en la desaparición y muerte de Elkin Gustavo Verano Hernández y Joaquín Castro Vasquez, quienes desaparecieron el 13 de enero de 2008 y fueron reportados como muertos en combate o ‘falsos positivos’.

Durante la audiencia de este jueves, los vinculados no aceptaron los cargos.

Sin embargo, la fiscal Cecilia Jaimes adscrita a la Unidad de la Unidad de Lavado de Activos pidió medida de aseguramiento a los militares por considerar que violaron los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

La Fiscalía consideró que esta era una práctica que se realizaba bajo la orden del entonces comandante del Ejército.

'El coronel en retiro Santiago Herrera manifiesta que el general Montoya le exigía muertos en combate como resultado, es lo que le permite a la Fiscalía y a esta delegada en este estadio procesal inferir uno de los móviles para hacer todo este operativo y después presentarlos como resultados operacionales positivos o dados de baja', aseguró Jaimes.

PRUEBAS

De acuerdo con el relato de Alexander Díaz uno de los reclutadores de jóvenes del municipio de Soacha (Cundinamarca), una organización se encaraba de conseguía a las víctimas para presentarlas como integrantes de grupos ilegales.

Una de las pruebas principales de la Fiscalía son los testimonios de un soldado, dos reclutadores y la versión de una menor de edad quien aseguró que su primo le confesó a sus familiares en estado de embriaguez como era que conseguían en Soacha los jóvenes con antecedentes penales, les ofrecían trabajos y que por eso estaba ganando muchísimo dinero.

La menor de edad le comentó a las autoridades que su primo Dairo Palomino 'es un soldado que tenía relación con varios militares del batallón Santander y de la Brigada 15 y civiles con un sargento de apellido Pérez'.

El sargento Pérez según la Fiscalía estaba adscrito a la segunda de la sección de inteligencia del batallón Santander y es considerada la persona que organizó la legalización de las misiones. Es decir que era quien entregaba los resultados de las operaciones y de los muertos en combates en esta región del país.

Alexander Díaz uno de los reclutadores narró como era el procedimiento 'la noche que yo entregué al muchacho lo montaron al camión y se lo llevaron y le pregunté a Palomino que cuando entregaban los muchachos y el dijo que el sargento Pérez se los llevaba y los entregaba a los soldados para que ellos hicieran su trabajo'.

El armamento que utilizaban según el testimonio de Díaz eran conseguidas por un familiar del sargento Pérez 'quien se encargaba de conseguirlas. El tiene un primo que es paramilitar y de esa manera se presentaban los muertos con sus armas respectivas.' Las muertes de acuerdo con investigadores del CTI se realizaban a través de un falso retén donde llegaban los uniformados en motos y vehículos, incautados por ellos mismos y luego en zonas apartadas, las víctimas eran despojadas de sus documentos personales para hacerlos pasar como NN.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad