sábado 25 de octubre de 2008 - 11:21 PM

Gobierno boliviano autoriza exportación de maíz y aceite de soja

El Gobierno de Bolivia autorizó la exportación de maíz y aceites de soja al levantar restricciones vigentes desde hace ocho meses gracias a un acuerdo logrado con los productores del oriente, informaron hoy fuentes empresariales.

La vicepresidenta de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Piedades Roca, y el presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Ernesto Antelo, confirmaron a Efe que el Ejecutivo tomó la decisión en una reunión celebrada el viernes en Santa Cruz, la mayor zona productora del país.

A la cita asistieron los ministros de Planificación, Carlos Villegas, y de Desarrollo Rural, Carlos Romero, quienes se reunieron con los empresarios durante doce horas hasta la medianoche pasada.

La decisión beneficia principalmente a las empresas de aceites del oriente del país, entre ellas a filiales del Grupo Romero de Perú y la sociedad estadounidense Archer Daniels Midland, que tenían almacenadas un millón de toneladas de oleaginosas.

Entre marzo y abril pasados, el Gobierno de Evo Morales puso restricciones a la exportación de los aceites y de maíz con el argumento de que los productores fijaron precios altos en el mercado interno, aunque los empresarios denunciaron que era una decisión política para perjudicarlos.

El Ejecutivo estableció cupos de exportación que en la práctica, según los empresarios, limitaron las ventas de los aceiteros que tienen sus mercados más importante en la Comunidad Andina (CAN).

Las principales empresas aceiteras están situadas en la región de Santa Cruz, feudo de los opositores al mandatario.

Según Roca, el Gobierno aceptó la exportación de las oleaginosas en un cronograma hasta abril del próximo año ante la preocupación de los productores por el almacenamiento de un millón de toneladas de las mismas.

A cambio, los productores cruceños se comprometieron ante el Ejecutivo a garantizar que el mercado interno esté aprovisionado de esos productos con "precios justos".

De su parte, Antelo dijo que las restricciones a la exportación de las oleaginosas causaron daños por un valor aproximado de 200 millones de dólares, aunque el perjuicio mayor está en una pérdida de confianza de parte de los mercados externos.

"El mercado externo es cuestión de confianza", dijo Antelo, quien cree que muchos compradores potenciales de la producción boliviana han desistido de hacer negocios con el país por la inseguridad sobre las exportaciones.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad