martes 14 de octubre de 2008 - 6:04 AM

Gobierno decidirá si renuncia a establecer la doble instancia

La reforma a la justicia, uno de los retos del Gobierno y del Ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, podría sufrir una nueva cirugía si los sectores ‘uribistas’,

presentes en la Comisión Primera del Senado, consiguen que el propio Gobierno renuncie a establecer la doble instancia de juzgamiento para los procesos contra congresistas y la intención de dejar en manos de la Fiscalía la investigación a senadores y representantes a la Cámara.

La doble instancia y la separación del investigador del juzgador se habían constituido en el nervio central de la reforma a la justicia, así el proyecto tenga otros 24 artículos que contemplen ajustes a otros temas de la administración de justicia.

Sin embargo, el pasado miércoles, cuando empezó a discutirse la reforma a la justicia, y ante la posibilidad que había en el ambiente que ningún congresista se declarara impedido el Polo Democrático, en cabeza del senador Parmenio Cuéllar, amenazó con recusar a todos los congresistas que hace seis meses se abstuvieron de debatir la reforma política, si no se declaraban impedidos frente a la reforma judicial.

En ese momento surgió una división 'uribista' pues cinco de los senadores de la coalición le pidieron al Ministro del Interior que renunciara a la doble instancia para salvar el proyecto. Pero otros cuatro se opusieron a que el Gobierno eliminara este artículo.

Ministro Cossio se quedó en silencio

El Ministro Fabio Valencia Cossio, luego de  que los uribista le pidieran renunciar a la doble estancia, no tomó ninguna decisión, pese a que durante tres meses había descartado cualquier posibilidad que la reforma a la justicia no estableciera la doble instancia y en cambio había buscado con juristas, académicos y los propios congresistas un mecanismo para que ningún senador se declarara impedido.

La fórmula fue el artículo que establece el 20 de julio de 2010 la aplicación de la norma y la disposición expresa que la reforma no beneficiaría a procesos iniciados antes de esa fecha.

LA DIVISIÓN ‘URIBISTA’

Los senadores Armando Benedetti, Juan Carlos Vélez (La U), Eduardo Enríquez Maya, José Darío Salazar (P. Conservador) y Alfonso Valdivieso (Cambio Radical) fueron los cinco que decidieron 'revelarse' al Gobierno y pedirle que sacara del proyecto la doble instancia y todo aquello que contemplara el llamado 'cambio de reglas' frente a la investigación de congresistas. Solo así, explicaron, la reforma a la justicia podría salvarse.

Pero Hernán Andrade, Roberto Gerlein (P. Conservador), Jorge Visbal (La U) y Samuel Arrieta (Convergencia Ciudadana) se opusieron a sus colegas y le dijeron al Ministro del Interior que sin la doble instancia, la reforma a la justicia 'se convertía en un despojo de proyecto', tal como lo manifestó Arrieta.

Estos senadores insistieron en que el Presidente 'se había dado la pela' al proponer la doble instancia y que se había llegado a un consenso y tenía que respetarse, según dijo Arrieta. 'Si quitamos la doble instancia después van a proponer que quiten las funciones de la Corte, entonces para aprobar un despojo de reforma es mejor archivarla'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad