viernes 22 de enero de 2010 - 10:00 AM

Haití busca volver a la normalidad: René Preval

El gobierno de Haití se encuentra en proceso de recuperar el control y organizar los refuerzos de ayuda tras el devastador terremoto del 12 de enero, indicó el presidente René Preval ayer.

'Es difícil poder trabajar como antes del sismo pero estamos trabajando para recuperar el control', afirmó Preval.

'La ayuda está siendo organizada y la situación continuará mejorando', agregó. Respondiendo a las críticas ante la débil respuesta de su gobierno tras el sismo, Preval sostuvo que Haití 'acaba de sufrir una catástrofe que hubiese sido un desastre mayor para cualquier país'.

El complejo presidencial, el parlamento, el Palacio de Justicia, muchos ministerios y edificios gubernamentales fueron destruidos por el sismo, agregó Preval, indicando que todos los documentos del gobierno se perdieron.

Pero, desde sus improvisadas oficinas cerca del aeropuerto internacional, Preval le aseguró a los haitianos de los cuales 100 mil o más podrían haber muerto y medio millón se encuentra sin techo que el gobierno estaba trabajando para regularizar las operaciones a pesar de las ruinas.

'La gente puede darse cuenta que hemos levantado 70 mil cuerpos', indicó Preval, haciendo referencia a la gigante cifra de víctimas que permanecieron apiladas en las calles de la capital durante los días posteriores a la catástrofe.

Sobre el problema de liberar las toneladas de ayuda humanitaria del congestionado aeropuerto de Puerto Príncipe, Preval admitió que la 'coordinación es el tema que más nos presiona' e insistió en que la ayuda llegará.


Haití espera agua y víveres

La esperanza de hallar supervivientes bajo los escombros en Puerto Príncipe disminuía ayer, nueve días después de un devastador sismo que seguía movilizando a socorristas y a la comunidad internacional, llamada a lanzar 'un plan Marshall' para reconstruir a Haití.

Cientos de miles de haitianos, en la capital y el interior, seguían esperando, a menudo en condiciones de higiene espantosas y atenuados por el miedo a la violencia, que la ayuda internacional les aportase agua y víveres, un día después de la réplica más violenta del sismo del 12 de enero.


Llegan primeras remesas

La llegada de las primeras remesas de dinero desde el extranjero dio un respiro a las desesperadas familias haitianas, que aguardan para mañana la apertura de los bancos de Puerto Príncipe, cerrados desde el terremoto del pasado 12 de enero.

Algunas oficinas de transferencia de fondos de la capital comenzaron a abrir tímidamente sus puertas ante la perspectiva de que mañana lo harán los bancos  y en muchas de ellas se veían pequeñas filas de gente que esperaba ansiosa recibir su dinero.

'Si no consigo llevarme mi dinero voy a morir de hambre. Tengo dos hijos que alimentar, sin dinero no puedo hacer nada', dijo expectante a las puertas de una oficina, la joven empleada de hostelería Louisse Matturin.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad