martes 21 de abril de 2009 - 10:00 AM

‘Hubo faltas éticas en negocio de los hijos del Presidente’: Juristas

Como una 'indelicadeza', más no una falta legal, calificaron algunos juristas la participación accionaria de los hijos del presidente de la República, Álvaro Uribe, en el terreno donde próximamente se construirá la Zona Franca de Occidente, en el municipio de Mosquera (Cundinamarca).

Para el ex presidente de la Corte Constitucional, Alfredo Beltrán Sierra, el escándalo mayor debe ser examinado conforme a las normas jurídicas y éticas que dictan la conveniencia de hacer estas negociaciones.

Explicó que más que una falta penal podría tratarse de una 'falta de cuidado' de Tomás y Jerónimo, quienes por ser hijos del Jefe de Estado 'deberían estar un poco al margen de estos negocios'.

Sin embargo, aclaró que las autoridades tendrán la última palabra y son quienes tras exhaustivas investigaciones 'deberán definir si hubo o no algún delito (…). Si eventualmente se cometió tráfico de influencias, eso lo tendrá que establecer la justicia (…) podría haber ese delito o tratarse también de prevaricato', indicó Beltrán Sierra.

Por su parte, el ex procurador, Jaime Bernal Cuéllar agregó que salvo que haya dádivas o favores de por medio, será difícil que se compruebe alguna irregularidad jurídica. '(Tomás y Jerónimo) son personas que deberían estar a un lado de negociaciones de diferente índole mientras el padre sea Presidente, eso ya es un problema puramente ético', reiteró el ex funcionario.

La restricción no es comercial


En este sentido, el ex vicefiscal Francisco José Sintura explicó que los hijos de cualquier funcionario público, incluido el Jefe de Estado, no tienen ninguna restricción comercial. 'La única limitación que tendrían es en caso de querer actuar en las entidades en las que se encuentran trabajando sus padres', subrayó Sintura.

Agregó que en este caso no existiría nada distinto que una eventual 'indelicadeza', pero desde el punto de vista penal 'no creo que haya nada, a menos que se pueda demostrar que hubo promesas remuneratorias o utilización indebida de información privilegiada, es decir, que de manera consciente los funcionarios hubieran podido incidir en su decisión'.

Compartió la opinión con el ex procurador Bernal Cuéllar en el sentido que los hijos del Presidente deben abstenerse en lo posible de hacer negocios con el Estado.

Daniel Coronell reveló los hechos

La denuncia fue hecha el pasado domingo por el periodista Daniel Coronell en el noticiero de televisión Noticias Uno. Según el comunicador, en el 2006 los hijos del Presidente habrían comprado un terreno en el municipio de Mosquera (Cundinamarca), el cual, un año después, aumentó notoriamente su valor.

Agregó que luego de un decreto que habría expedido el entonces alcalde de Mosquera, José Álvaro Rozo, el predio pasó de ser zona rural a industrial, pues allí se construiría la llamada Zona Franca de Occidente.

En entrevista con la W Radio, Coronell manifestó que a través de las decisiones de varios altos funcionarios del Gobierno Nacional, Tomás y Jerónimo 'se enriquecieron' ya que compraron dos lotes de carácter rural que luego se convirtieron en terrenos industriales, ganando la valorización respectiva.

Este hecho generó de inmediato polémica y la reacción de varios sectores, incluido el parlamentario, y por eso algunos congresistas de la República anunciaron un debate político a los ministros y funcionarios del Ejecutivo que autorizaron la creación de una zona franca en este terreno, sin tener en cuenta que entre los favorecidos estarían los hijos del Primer Mandatario.

Tomás y Jerónimo se defienden

  • Al respecto Tomás y Jerónimo, quienes también asistieron a los estudios de la W Radio, aseguraron que 'no hubo actuaciones ilícitas' en el negocio y, por el contrario, afirmaron que los papeles y las cuentas se encuentran en regla.
  • 'Acá no se abusó del poder sino que se ejerció un derecho que tenemos y si vale más o menos, no es el debate de fondo', señaló Jerónimo.
  • Por su parte su hermano, Tomás Uribe, dijo que es falso que el terreno no haya tenido fines industriales: 'Esto no es que nosotros cogimos una finca que no tenía ninguna vocación industrial y la volvimos industrial'.
  • Hasta ahora la única respuesta por parte del Gobierno Nacional la ha entregado el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, quien señaló que el proyecto cumplió con todos los papeles y requisitos para que le fuera otorgada la licencia comercial.
  • 'En ningún momento hay beneficios particulares teniendo en cuenta que los hijos del Presidente están relacionados con el negocio', resaltó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad