miércoles 03 de febrero de 2010 - 9:54 PM

Human Rights Watch denuncia graves violaciones por "herederos de paramilitares"

La organización no gubernamental Human Rights Watch denunció graves violaciones de derechos humanos por parte de grupos "herederos de los paramilitares" en Colombia y consideró que hubo "fraude" en su desmovilización, unas acusaciones tildadas de falsas por el gobierno.



El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, sostuvo que "a partir del mismo minuto" en que se desmovilizaron los grupos paramilitares en Colombia, en un proceso que se extendió entre 2003 y 2006, surgieron las nuevas organizaciones "que los reemplazaron".

"Estos grupos tienen gran incidencia en la situación de derechos humanos en regiones rurales alejadas, pero también en zonas urbanas", dijo Vivanco en una rueda de prensa en la que citó en particular el caso de Medellín, segunda ciudad del país en la que los homicidios se han duplicado en el último año.

De acuerdo con el informe "Herederos de los paramilitares. La nueva cara de la violencia en Colombia", estos grupos tienen presencia en 24 de los 32 departamentos de Colombia y son los principales responsables de "abusos graves y generalizados" contra la población civil, los defensores de derechos humanos y los dirigentes sindicales.

Human Rights Watch refirió que, según la policía colombiana, estos grupos reúnen a unas 4.000 personas en ocho organizaciones diferentes.

"Pero organizaciones de la sociedad civil y expertos sostienen que pueden llegar incluso a 10.000, y nosotros agregamos otro grupo, el de las Aguilas Negras en el departamento de Nariño", afirmó Vivanco.

El informe fue rechazado por el ministro de Defensa, Gabriel Silva, quien aseveró que "no se basa en la realidad".

"No tiene información sino especulaciones, son generalidades que cuando uno las confronta con los hechos nunca son capaces de demostrarlo. Es una mentira", dijo Silva a periodistas.

Según Vivanco, pese a que tienen diferencias con las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, "estos grupos son en muchos sentidos una continuación de algunos bloques paramilitares muy conocidos".

"Casi todos sus líderes eran mandos medios de la AUC que no se desmovilizaron o cometieron fraude con ese proceso. Están activos en las mismas zonas en las que operaban sus predecesores, y actúan de forma muy similar", aseguró Vivanco.

"Queremos recordar al gobierno del presidente Alvaro Uribe que tiene obligaciones para enfrentar a esos grupos y proteger a la población civil. Creemos que hay una actitud pasiva y un discurso dirigido a minimizar la importancia de este problema", denunció.

"No hay suficientes policías en las zonas en que actúan estos grupos, y no vemos el despliegue de recursos necesarios. Tampoco notamos esfuerzos para enfrentar la tolerancia con estos grupos", añadió.

El informe citó entre los abusos las "masacres, ejecuciones, violaciones sexuales, amenazas y extorsión", estas últimas especialmente en contra de sindicalistas.

Además, HRW registró un incremento del desplazamiento forzado de personas entre 2004 y 2007 "que coincide con la desmovilización de las AUC y el surgimiento de estos nuevos grupos", indicó Vivanco.

HRW pidió al gobierno de Estados Unidos "supeditar no sólo la ayuda militar sino también policial al juzgamiento de los miembros de las fuerzas de seguridad pública que colaboran con los grupos sucesores".

Además, solicitó "continuar postergando la ratificación del Tratado de Libre Comercio hasta que el gobierno colombiano cumpla los requisitos sobre derechos humanos".

Vivanco destacó que solamente cuatro fiscales y doce investigadores están asignados a tiempo completo para abordar el tema de los grupos sucesores.

"El gobierno colombiano ha invertido anualmente un millón de dólares en propaganda en Washington en un esfuerzo fracasado de conseguir la ratificación del TLC. Me pregunto cuántos fiscales se pudo haber contratado con esos recursos", dijo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad