domingo 16 de agosto de 2009 - 10:00 AM

‘¿Oponerse a todo, es la izquierda que necesitamos?’

Hablar con Lucho Garzón de política, es sentarse a oír a un colombiano irreverente que tiene el país estructurado en la cabeza, a pesar de que en el que fuera su partido de ‘cuna’ –el Polo- lo tilden de ‘regalado’ al uribismo.

Él llama las cosas por su nombre sin recato y como es así, Lucho no quiere que lo llamen don Lucho, ni menos doctor, porque eso no va con su personalidad. El ex Alcalde de Bogotá estuvo en Bucaramanga esta semana, buscando gente que se sume a él para jugarle a una nueva apuesta: el centro político de este país polarizado.

No alcanzó a ir a Barrancabermeja donde dice que se hizo como hombre de izquierda, de sindicatos. Para él hablar del Puerto Petrolero es suficiente para trasladarse a una época de agitación en la que tuvo que enterrar a sus mejores amigos de la lucha obrera.

De este y otros temas habló para Vanguardia Liberal:

Preguntas y respuestas

'La izquierda unida nunca será izquierda', dijo el caricaturista argentino Quino ¿está de acuerdo con él?

'Creo que era premonitorio porque en la izquierda se juegan muchas vanidades, cargas fanáticas, verdades dogmáticas y es muy difícil que logre crecer…En Colombia la izquierda es sinónimo de Animal Planet: el tigre se come al venado, el venado a las matas, las matas a los moscos, los moscos a la tierra, es una lucha antropofágica'.

¿Lo que pasa en el Polo es una especie de lucha de egos?
'Creo es que hay una discusión de fondo desde el punto de vista político. No es ego ni vanidades personales, sino que tiene que pensar si es una izquierda para gobernar o para oponerse a todo. Pienso que dimos un ejemplo en Bogotá, como lo ha hecho Antonio Navarro en Pasto y así se construyen las izquierdas, generando confianzas, pero hay otros que piensan que es oponiéndose a todo, es anti Obama, anti Uribe, anti Lucho, anti..oqueño…no son alternativos a proponer'.

¿Cómo encaja en esa izquierda, si usted recono-ce logros de adversarios como Álvaro Uribe?
'De alguna manera fui un referente de esa oposición que critico ahora, porque hacía oposición a todo. Me decían ‘cardiólogo’ por tanto paro que hice desde la USO, la CUT, entonces eso de una u otra manera lo lleva a uno a preguntarse: ¿oponerse a todo es la izquierda que necesitamos? Yo me siento referenciado con la izquierda que propone y que es capaz de gobernar…'

Por esa manera de pensar es que ahora lo tilden de uribista, es más, dicen ‘Lucho se vendió’…
'Eso ya no me interesa. Cuando uno se separa de su pareja no habla ni bien ni mal...para mí lo del Polo es una experiencia superada, yo juego es a abrir espacios. Pero uno a Uribe le tiene que reconocer sus cosas positivas y que tiene liderazgo…no voy a convencer a nadie de nada más, porque en últimas nadie podrá decir que apoyé a Uribe, porque lo que hoy promuevo es una gran convergencia para que no haya Uribe III'.

¿Cómo es que la Anapo se mete al Polo Democrático?
'Creo que lo que existe hoy no es el Polo, es la Anapo. Lo que está claro es que hoy los Moreno juegan al 2014, no al 2010, por eso le apostaron a hacer el juego para hacer invisible un liderazgo como el de Petro y Lucho Garzón… lo que pasa es que Samuel con esa cara de seminarista nos ganó a todos'.

El futuro político

¿Gustavo Petro y usted podrían refundar la izquierda?
'Es que cuando uno calza 40 no puede usar zapatos 32 y la izquierda quiere que uno tenga callos por usar zapatos que no le tallan…creo que lo que se impone es la unidad de los demócratas e insisto, uribista no soy, como tampoco soy de los que le hacen el juego. Es que la mejor manera de hacer uribismo es volverlo víctima de un supuesto ‘Toconur’, eso es un error político'.
Si se identifica con Petro ¿qué va a pasar con ‘los cuádruples’?
'Nos identifican varias cosas: no nos pueden decir mafiosos, ni ladrones porque tanto a Sergio como a los tres ex alcaldes de Bogotá nos reconocen que podemos mirar de frente; esto no es echar discursos, es cómo hicimos sociedad. Claro, no tenemos punto de identidad ideológico porque no hemos discutido el programa'.
Si no tienen punto ideológico, ¿están juntos para buscar qué?
'Punto de encuentro alrededor de los independientes, creo que hay un buen escenario para no caer en la polarización, ni la radicalización de la izquierda o la derecha… el centro es muy difícil construirlo, porque uno no trabaja con verdades absolutas'.

¿Esperan llegar hasta el final los cuatro?
'La campaña empieza después del 27 de septiembre, de las consultas de los partidos, pero lo que yo creo que va a pasar después de ese día son varias cosas: en el Polo no he promovido que se vaya nadie, pero ¿los de Petro en qué quedan si gana Gaviria? Más que Gaviria, los Moreno que son los dueños de Gaviria y en últimas es una pelea de Petro y Moreno; los liberales no la tienen fácil; no hay nadie hoy que tenga la vida tranquila en este reallity político'.
Vargas Lleras dice que la presidencia puede estar entre él, Juan Manuel Santos y el liberal ganador de la consulta, ¿comparte esta percepción?
'En 2001 cuando pasé por acá, Álvaro Uribe y yo éramos unas pichurrias de candidatos al lado de Horacio Serpa y de Noemí Sanín y casi ni nos miraban porque en las encuestas ellos tenían todas las intenciones de voto, pero es que las encuestas no son un punto de opinión sino una fotografía de emoción, esperemos, esto es una corrida de toros en la que Uribe es el torero y ahora esto es una corraleja, embiste para donde sea…'.

¿Esto lo define el tema del refe-rendo de la reelección?
'Hay cinco escenarios: Germán Vargas y Santos, que son más radicales a la derecha que Uribe; el antiFarc, que lo maneja Uribe o ‘Uribito’ (Andrés Arias) si va; el preacuerdo humanitario y relaciones con Chávez de Carlos Gaviria; y el otro es el escenario del Partido Liberal dependiendo de quien gane; y los independientes, esa la final de este reallity'.

‘Un gobierno luchista’

Si Lucho Garzón es candidato presidencial, ¿quién es su ‘vice’?
'Yo creo que es muy prematuro, en este momento hay suficiente tierrero para empoderar esas candidaturas presidenciales… después miraremos, todo está por hacer'.

¿Cómo sería una seguridad democrática luchista?
'Uno no puede hacer seguridad democrática pasando de agache frente a los crímenes de lesa humanidad...yo estoy de acuerdo con la salida negociada y las Farc tienen que asumir que negocian o negocian; los temas de convivencia ciudadana, respetando libertades; no estoy de acuerdo con el pago de recompensas porque eso es lo que genera los falsos positivos'.

¿Cómo resolvería una crisis como la que tenemos con Venezuela?
'El Presidente tiene coraje y todos lo reconocemos, pero cometió un error al no ir a Unasur, no todo es a imagen y semejanza de Chávez y Correa. Lula tiene otra mirada, la Bachelet también, por eso creo que el Presidente debió ir porque él se ha enfrentado con todo el mundo y aquí no va. Yo creo que Unasur, la OEA y Naciones Unidas son escenarios supranacionales adecuados para resolver problemas bilaterales, porque cuando hay tanta agresividad, es como separar borrachos, eso es imposible, por eso es mejor que venga alguien de afuera de la taberna a resolver el problema'.

¿Colombia en realidad necesita del acuerdo con Estados Unidos para fortalecer la ayuda militar?
'Es que estamos hablando de un acuerdo que ni siquiera conocemos. Toda la historia de este país ha estado apoyada con tecnología y logística. Lo que creo es que la decisión fue inoportuna en este momento, pero me niego a creer que el Gobierno colombiano termine entregando la soberanía'.

¿Creería que las Farc tienen algún tipo de interlocución con los gobiernos de Venezuela y Ecuador?
'Creo que es una película que se han montado, tendrían que ser muy imbéciles para hacer eso. Cuestiono el lenguaje pendenciero, agresivo y trasgresor de los presidentes Chávez, Correa y Evo Morales, pero de ahí a volverlos agentes de las Farc, no creo, porque entre otras cosas cometen un error político'.

LISTA

En una palabra defina a sus contrincantes:

1. Germán Vargas Lleras: 'Cuando pone la direccional a la derecha es que va para la izquierda o lo contrario y uno vive chocándose contra eso'.
2. Juan Manuel Santos: 'Su largo plazo en política es de una hora'.
3. Andrés Arias: 'Laureano Gómez vía Internet'.
4. Rafael Pardo: 'Un estadista extraordinario, pero tiene que quitarse el saco en Barranca'.
5. Carlos Holguín: 'Un hombre que le entregó todo a los conservadores y lo van a dejar como un símbolo para recordar'.
6. Carlos Gaviria: 'Éticamente bien hecho, pero convencido de que alrededor de él se levanta la verdad absoluta'.
7. Fernando Araújo: 'No he conocido a un hombre que haga tantos abdominales en un metro cuadrado, si eso fueran votos, sería Presidente'.
8. Cecilia López: 'Es una mujer extraordinaria'.
9. Noemí Sanín: 'La cara amable del uribismo'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad