viernes 19 de marzo de 2010 - 4:25 AM

Jóvenes estarían consumiendo cocaína, bazuco y burundanga en pastillas de extasis

Según un estudio liderado por la Dirección Nacional de estupefacientes (DNE), para saber la composición química de las sustancias que consumen los jóvenes en sus rumbas, la mitad de las pastillas de éxtasis que ingiere esta población en Bogotá tienen cocaína, bazuco y burundanga.

Las incautaciones hechas por la DNE se realizaron tras inspecciones en 360 sitios para hacer el análisis.

El estudio que contó con el apoyo de la Comunidad Andina en el área de Drogas de Sintéticas se realizará también en Cali y Medellín.

Acorde con el informe, un 50% de las cápsulas contiene éxtasis en bajo porcentaje y es rendido con 'cafena', una sustancia altamente estimulante, cafeína y 'ketamina', un analgésico utilizado en veterinaria.

Lo preocupante es que según la investigación, hasta con burundanga están mezclando una especie de bomba para rendir el éxtasis, que se comercializa en las fiestas electrónicas de la capital.

El informe revela que en muchos casos se venden supuestas pastillas de éxtasis por valores superiores a los 30 mil pesos, que en realidad están compuestas de analgésicos de venta libre. Por ejemplo, de 'diclofenaco', un analgésico que se comercializa a $6.000 la caja, y que se mezcla con colorantes, para darle la tonalidad del éxtasis.

Ante el informe, el doctor José Rafael Domínguez, Gerente del Hospital Santa Clara, una de las instituciones que lidera estudios en materia de toxicología, explica que cuando se presentan un consumo excesivo de este tipo de sustancias el joven puede sufrir una intoxicación severa, que generaría en un daño cerebral irreversible.

'Una intoxicación puede llevar a un paro respiratorio, un daño cerebral irreversible, pero como son consumos periódicos eso va generando en el organismo una serie de lesiones hepáticas o renales. Cuando se sobredosifica, el adicto puede sufrir paro cardiaco'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad