lunes 05 de abril de 2010 - 9:35 PM

Justicia colombiana rechaza la decisión europea de no extraditar a israelí

La justicia colombiana rechazó hoy lunes la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de suspender la extradición a Bogotá de Yair Klein, un mercenario israelí condenado en 2002 en el país suramericano por entrenar a grupos paramilitares.

El portavoz del Tribunal Superior de Justicia del departamento de Caldas que condenó a Klein, José Fernando Reyes, señaló que el tribunal de Estrasburgo depositó "un voto de desconfianza en la jurisdicción, en las autoridades y en las cárceles" colombianas.

"Nosotros somos una democracia madura, seguramente con interjecciones (...), pero pienso que la decisión de los jueces colombianos debe ser respetada universalmente", consideró Reyes.

Klein fue detenido el 28 de agosto de 2007 en el aeropuerto moscovita de Domedévodo por solicitud del Ejecutivo colombiano, que busca que este oficial retirado del Ejército israelí purgue la condena a diez años y ocho meses de prisión que le fue impuesta.

El mercenario fue juzgado en ausencia, lo mismo que sus compatriotas Melnik Ferry y Tzedaka Abraham, en un proceso por instrucción y entrenamiento de grupos terroristas y concierto para delinquir.

Los cargos se derivaron de hechos que se remontan a los años ochenta, cuando el coronel Klein, Ferry y Abraham viajaron a Colombia contratados por jefes del narcotráfico para que les ofrecieran a sus bandas armadas adiestramiento militar, lo que se considera germen de los grupos paramilitares colombianos.

Reyes subrayó que en el procedimiento que se siguió en Caldas en contra de Klein, se probó que éste dio instrucción a incipientes grupos paramilitares en el departamento de Caldas y en la región del Magdalena Medio, cuna de los escuadrones de la muerte.

Asimismo, señaló que se demostró su responsabilidad en centenares de homicidios de campesinos y dirigentes y en miles de desplazamientos, por lo que Klein debe cumplir condena en Colombia por estos crímenes de lesa humanidad.

Por su parte, el Gobierno colombiano tildó recientemente de "burla" y "vergüenza" la decisión de la autoridad europea de derechos humanos.

"La decisión del Tribunal Europeo (...) es una página negra para los derechos humanos en el mundo, favorece la impunidad de los crímenes cometidos por el señor Klein y sus alumnos paramilitares en Colombia, negando la verdad y la justicia para sus víctimas", expresó el pasado sábado el vicepresidente, Francisco Santos, en un comunicado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad