viernes 04 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

La Corte Suprema ordenó investigar a Juan M. Santos

Luego de 16 meses detenido, el contralmirante Gabriel Arango Bacci, señalado de tener nexos con carteles de la droga pudo demostrar su inocencia.

'Absolver de los cargos de concierto para delinquir agravado, revelación de secreto, cohecho propio y prevaricato por omisión, por los cuales se ha venido juzgando', señala la Corte al referirse al contralmirante (r) Gabriel Ernesto Arango Bacci, a quien ordena poner en libertad de inmediato.  

Esa decisión se conocía como casi segura desde hace un mes, cuando terminó la audiencia pública de juzgamiento. La sorpresa de ayer fue al conocer el resto de la sentencia de la Corte, en la que se ordena investigar penalmente al almirante Guillermo Barrera Hurtado, actual comandante de la Armada Nacional; al Capitán de Navío Luis Jorge Tovar Neira, hasta hace poco comandante del Buque Gloria, y al ex ministro de defensa Juan Manuel Santos. En los casos contra los Oficiales se deberán adelantar también las investigaciones disciplinarias.

Estos tres prestantes nombres fueron puestos por la sala penal al lado de los de los testigos del proceso Juvenal Serna Amarís, Eyssin Miguel Matos Montero, Jaime Alberto Pérez Charris. 'Se demostró que esos testigos faltaron a la verdad y sus versiones, en esas condiciones, no pueden ser tenidas en cuenta para acreditar, en grado de certeza, la responsabilidad del encausado en los atentados contra la Seguridad y la Administración Públicas', señala la sentencia.

De la misma manera, la Corte cuestionó el que se diera credibilidad al documento aportado por un oficial de la Armada Nacional que buscaba incriminar al almirante Arango, al señalar que 'la autenticidad de la huella que contiene es una imitación obtenida por medios mecánicos'.

Uno de los cargos más graves que se le imputaban a Arango Bacci estaba relacionado con el supuesto movimiento de una fragata para permitir el paso de lanchas cargadas con sustancias ilegales.

Sobre este punto, la Corte consideró que 'se corroboró que el procesado (Arango Bacci) no encaminó su voluntad a la realización de la conducta punible de prevaricato por omisión, valga decir, no se demostró el aspecto subjetivo del dolo, ni su deseo de contrariar la ley, porque pudo constatarse que obró en cumplimiento de la orden impartida y con fundamento en los datos que, en la debida oportunidad, se le suministraron'.


POR QUÉ SE ABRIRÁN NUEVAS INVESTIGACIONES

La Corte consideró en su decisión, que el ex Ministro de Defensa y hoy precandidato presidencial, Juan Manuel Santos, podría haber incurrido en un delito, por su participación en el caso contra el Almirante Arango Bacci.

'Juan Manuel Santos conocía previamente de las vinculaciones penales aquí analizadas y sin embargo, obvió dar a conocer esos hechos a las autoridades judiciales'. Así arranca la Corte Suprema su apartado sobre las razones por las que consideró que debía investigarse al ex Ministro de Defensa.

El Tribunal dijo por tanto, que Santos debe ser investigado por el 'presunto delito de omisión de denuncia, en que pudo incurrir'.

En el estudio de la Corte, la consideración que pesó para pedir abrir la investigación al ex Ministro, fue que desde su alta posición en el Gobierno no entabló las denuncias respectivas, pese a que conoció con antelación las pruebas que tenían oficiales de la Armada y que señalaban presuntos vínculos de otros integrantes de ese cuerpo con el narcotráfico.


síntesis

Los testigos y el montaje

• Para la Corte es claro que en este proceso los testigos 'faltaron a la verdad (…) porque declararon contra Gabriel Ernesto Arango Bacci, a quien le atribuyeron la comisión de unos comportamientos ilícitos, sin que esas versiones hubiesen tenido sustento en la realidad'.

• En ese sentido, la Corte Suprema manifestó que una a una las afirmaciones hechas por los testigos fueron desvirtuadas frente al tiempo, el modo y el lugar, en las que cada uno de los testigos, 'a su amaño, quiso poner al Contralmirante como colaborador de los narcotraficantes, ante el afán de recibir recompensas de organismos estatales y extranjeros'.

• En ese mismo sentido, agrega la sentencia que en el afán de perjudicar a Arango Bacci se faltó a la verdad, siendo protagonista de este montaje el testigo Eyssin Matos Montero.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad