domingo 04 de enero de 2009 - 10:00 AM

La justicia identificó a 300 víctimas de paramilitares en 2008

Los restos de 300 víctimas de paramilitares fueron identificados y entregados a sus familias en 2008 como resultado de las confesiones de miembros de esas organizaciones de extrema derecha, informó ayer una fuente de la Fiscalía.

Luis González, jefe de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, dijo al noticiario de la cadena RCN de Bogotá que en 2009 la entidad prevé multiplicar sus esfuerzos para 'identificar unos 1.200 cuerpos y entregarlos a sus familias'.

En 2008, desmovilizados de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) que se acogieron a una ley de beneficios judiciales confesaron ante fiscales especiales la ejecución de 18.000 crímenes, entre masacres, desplazamientos y secuestros, indicó RCN en base a reportes de la Fiscalía.

Basándose en esa información la justicia exhumó 1.800 cuerpos sepultados en fosas comunes en diversas regiones del país. De ellos, precisó González, se identificaron y entregaron a sus familias, los restos de 300 personas.

La AFP trató de comunicarse con un portavoz de la Fiscalía para confirmar el reporte pero no obtuvo respuesta.

En sus declaraciones a RCN, González también reveló que en 2008 se imputaron ante jueces de control de garantías 'alrededor de 3.800 hechos violentos de paramilitares', especialmente en contra de 'sindicalistas, indígenas (y) afrodescendientes', tales como desplazamientos y desapariciones forzadas.

Las AUC llevaron a cabo una negociación de paz con el gobierno del presidente Álvaro Uribe, que culminó en 2006 con la entrega de armas por parte de unos 32.000 efectivos.

Varios líderes paramilitares y miembros de la organización acusados de delitos de lesa humanidad se acogieron a una ley de Justicia y Paz que les otorga, entre otros beneficios, penas de un máximo de 8 años de prisión por sus crímenes. A cambio los paramilitares deben colaborar con la justicia, confesar sus crímenes y reparar a las víctimas.

Piden exhumar fosas en Choco

El alcalde de Carmen de Atrato, Chocó, Rafael Montoya, le pidió formalmente a la Unidad de Exhumaciones de la Fiscalía que acuda a esta jurisdicción para exhumar varias fosas denunciadas por la comunidad.

El alcalde ha dicho que luego de la desmovilización del Ejército Revolucionario Guevarista, Erg, el pasado 17 de agosto, en la vereda Guaduas, muchas personas se han acercado para revelar la ubicación de fosas donde podrían estar sus seres queridos.

'Está el caso por ejemplo de una ex guerrillera del Erg que se desmovilizó hace casi cinco años y que vino a denunciar que ella sabía dónde estaba enterrada su hermanita', indicó Montoya.

'Ya le hemos planteado a la Alta Consejería que tenemos varias denuncias de dónde podrían haber cadáveres', dice el alcalde. En cuestión de dos semanas, dice, habría una primera jornada de exhumaciones.




Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad