domingo 09 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Leaf: primer vehículo totalmente eléctrico producido en masa

Barack Obama anunció esta semana que el Gobierno Federal de su país invertirá más de $2 mil millones de dólares para incentivar la producción de autos que tengan un funcionamiento parcial o totalmente eléctrico.

El presidente de Estados Unidos declaró que su país ha dejado pasar demasiado tiempo antes de apoyar una industria tan rentable, mientras que países como China y Japón toman la delantera. Por su parte, la compañía japonesa Nissan anunció que el año entrante lanzará su modelo ‘Leaf’, el primer auto exclusivamente eléctrico del mercado, una movida considerada audaz e incluso apresurada.

Incentivo ecológico para avivar la economía

'Con estas inversiones plantamos las semillas del progreso para nuestro país y generamos trabajos bien remunerados en el sector privado para el pueblo Norteamericano' dijo Barack Obama el pasado miércoles.

Se refiere al apoyo económico que su gobierno prestará a ciertas empresas automovilísticas, dispuestas a desarrollar modelos tan eco-amigables como sea posible.

En mayo Obama había anunciado que, para el 2016, la tecnología de los autos y camiones livianos deberá permitirles recorrer más de 55 kilómetros por cada galón de gasolina, pero esta vez la medida está orientada a incentivar la producción de autos eléctricos o híbridos que funcionen con baterías o con gasolina, un área del mercado donde otros países se han adelantado.

Colombia entre ellos: el ‘Salamandra Lexion’, desarrollado en Santander por la empresa Yakey, es un auto con modelos híbridos y eléctricos que pronto estará en el mercado de Colombia y España a precios razonables, según prometen sus fabricantes.

Una búsqueda de la frase 'Salamandra Lexion' en el sitio de videos YouTube permite ver el auto en funcionamiento, incluso en una prueba del vehículo que hizo la Policía Nacional.

Sin motor de combustión

La semana pasada Nissan Motors, uno de los tres mayores fabricantes de autos en Japón, presentó oficialmente el ‘Leaf’, un auto eléctrico diferente a los modelos de su tipo que se encuentran actualmente en el mercado.

Por un lado, el Leaf tiene 4 llantas y lugar para 5 pasajeros, mientras que los vehículos de su clase generalmente son de 3 ruedas y tienen 2 o 3 asientos.
En ese sentido, el cambio de un auto de gasolina al Leaf es menos brusco de lo que sería con otros modelos eléctricos; la única diferencia notable con un auto corriente es su diseño, marcadamente aerodinámico.

Pero la divergencia clave entre Leaf y los autos ‘verdes’ modernos es una mucho más importante,  e incluso podría poner en aprietos a sus primeros compradores: el vehículo no cuenta con un motor a combustión auxiliar.

Para algunos, el hecho de que el Leaf dependa completamente de su batería es una seria desventaja. Carlos Ghosn, jefe ejecutivo de Nissan, no está de acuerdo, pues opina que los autos eléctricos no son un pequeño nicho en el mercado global, sino el futuro de los automóviles.

Durante el lanzamiento del Leaf, el señor Ghosn dijo: 'El mayor problema será la capacidad de producción', refiriéndose a que la limitante de los vehículos eléctricos no está en su costo, el tiempo de carga de su batería, o la distancia que recorren entre recargas.

Lo roto por lo descocido

La batería de ion de litio del Leaf se carga al 80% en sólo media hora. Conseguir una carga completa, no obstante, requerirá de 8 horas de conexión a un tomacorriente.

La compañía ha diseñado el vehículo de forma que destine la menor cantidad de energía posible a otras funciones. Sus faros, por ejemplo, utilizarán LEDs para gastar sólo un 10% de la energía que gastan los faros corrientes.

De esta forma, el vehículo logra la nada desdeñable marca de 160 kilómetros recorridos por cada carga completa. Al menos con una batería nueva.

El Leaf, como todos los modelos eléctricos, requerirá un cambio de batería después de algunos años de uso. Esto quiere decir que sus dueños tendrán que ahorrar parte de lo que no inviertan en gasolina para ese momento.

Afortunadamente, el precio de las baterías de ion de litio, las mismas que se utilizan en los ordenadores portátiles y los teléfonos celulares, ha disminuido durante los últimos meses y se espera que descienda aún más en el futuro.

Si esto no sucediera, la promesa de ahorro de los autos eléctricos podría resultar, desde el punto de vista económico, tristemente falsa. Aunque el planeta seguiría agradeciendo el descenso en las emisiones de CO2.

Cargador Inteligente

San Diego será una de las primeras cinco ciudades en Estados Unidos donde se creará una red de mil estaciones capaces de proveer de energía a vehículos como el Leaf de Nissan.

De hecho, este modelo en particular está siendo tomado como el estándar para la construcción de dichas estaciones de servicio, una obra en la que se invertirán $400 millones de dólares que saldrán del presupuesto total de $2 mil 400 millones anunciado por el presidente Obama la semana pasada.

Pero una compañía de la ciudad llamada ‘Juice Technologies’, tomando en cuenta que muy a menudo los usuarios de los autos eléctricos tendrán que recargar su batería en lugares inesperados, como la casa de uno de sus familiares o amigos, ha desarrollado un dispositivo especial: el ‘Cargador Inteligente’.

Dicho cargador pone en evidencia uno de los principales problemas que supondrá la aparición de vehículos que, idealmente, se abastecerían de combustible directamente en los hogares. Pero también ofrece una solución razonable.

El dispositivo, que cabe perfectamente en el baúl de cualquier automóvil, es capaz de direccionar el costo de la recarga del auto a la factura de un usuario específico, sin importar desde qué punto de la ciudad o tomacorriente específico se realiza dicha recarga.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad