viernes 17 de abril de 2009 - 3:23 AM

Liberación de Moncayo, esperanza para acuerdo humanitario

Como 'esperanzador' y 'noticioso' catalogaron diferentes analistas el texto del comunicado de las Farc en el que se anunció la liberación unilateral del cabo Viceprimero del Ejército Pablo Emilio Moncayo Cabrera, en poder de la guerrilla hace 11 años y cuatro meses.

Aunque el fin del cautiverio para uno de los uniformados que más tiempo lleva en poder de las Farc es el hecho principal, los analistas recordaron recoger aspectos del anuncio de las Farc como la voluntad para dialogar, el reconocimiento de la Iglesia en un eventual proceso de paz y su posición frente a la propuesta del presidente Álvaro Uribe sobre un cese de hostilidades por cuatro meses.

Para el director de Indepaz, Camilo González Posso, en esta oportunidad las Farc cambiaron 'significativamente' el lenguaje y empezaron a hablar claramente de diálogo.

Agrega que de presionar para un eventual intercambio de secuestrados por guerrilleros presos, la guerrilla parece estar pasando a entender que el camino son las liberaciones unilaterales.

'Esto indica que después de Moncayo vendrá el general Luis Mendieta y eso es un primer elemento que hay que exaltar', dijo González Posso, quien además se mostró partidario de que sea la senadora Piedad Córdoba y su grupo de Colombianas y Colombianos por la Paz, el que lidere este nuevo proceso.

'Si mantienen como interlocutor a este movimiento civil tendrán que darle una respuesta a la exigencia del cese del secuestro como práctica en sus filas. Estoy seguro que ese sería el segundo paso a lo que está ocurriendo', consideró.

Agregó que con las liberaciones de Alan Jara, Sigifredo López y los tres miembros del Gaula de la Policía en enero de este año, quedó demostrada la importancia del grupo de intelectuales y aseguró que sería 'un retroceso' y tendría 'graves costos jurídicos' el hecho de que el gobierno no acepte su trabajo.

Un tercer elemento para el director de Indepaz consiste en que dos semanas después de que el Gobierno nacional propusiera el cese de hostilidades temporal como muestra de voluntad, este grupo subversivo esté dando respuesta.

En este sentido se mostró de acuerdo con que las Farc hayan exigido un acuerdo bilateral, es decir que el Ejército también de fin a las acciones en su contra.

'Esto indica que se está cambiando el lenguaje, que gobierno y guerrilla tienen elementos nuevos y que de nuevo se abren caminos para otros escenarios de diálogo', dijo González Posso.

Por su parte el analista y experto en asuntos de paz Lázaro Vivero se refirió a un asunto más: La exaltación que hace las Farc de los recientes pronunciamientos de la Iglesia en lo que al tema humanitario se refiere, algo que demuestra que la Iglesia 'está actuando con profunda imparcialidad, como debió hacerlo siempre'.

'El viraje que ha tenido (la Iglesia Católica) ha hecho que la guerrilla acepte sus pronunciamientos como gestos de buena voluntad y es sano que no se le asocie como un elemento aliado a ninguna parte en conflicto', manifestó Vivero.

Coincidió en lo señalado por González Posso acerca de la tregua bilateral: 'Lo único que hay que hacer en este sentido es tratar de generar confianza entre las partes, por que con el accionar armado ambas partes se miran y no se creen y las propuestas siempre han sido las mismas', dijo.

Por esta razón ambos analistas invitaron al gobierno a reflexionar y ceder en torno a temas como el cese de hostilidades, para que también sea realizado por el Ejército, y en reconocer ampliamente el papel de Colombianos por la Paz.

DEFENSORÍA SE SUMA Conocido el anuncio de las Farc, el defensor del pueblo, Vólmar Pérez, ofreció sus esfuerzos para colaborar junto al Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) en el proceso de liberación de Pablo Emilio Moncayo.

'Ofrecemos nuestros servicios humanitarios para los afectos que tienen que ver con la necesidad de propiciar espacios en el tema humanitario', dijo el funcionario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad