domingo 10 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Libres militares capturados por 'falso positivo'

En libertad fueron dejados la noche del viernes el mayor Mauricio Ordóñez, ex comandante del Gaula del Ejército en el Valle, y el sargento Gildardo Ruiz Rivera, quienes fueron capturados el jueves pasado junto a otros siete militares por su presunta participación en la muerte de cuatro personas, en hechos ocurridos en el 2007 en zona rural de Cali.

El Juzgado Tercero Penal Municipal, con funciones de Control de Garantías, se abstuvo de dictar medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra el oficial y el suboficial del Ejército, al señalar que no 'existen elementos probatorios que demuestren que ellos fueron conocedores de lo que pasaba en el lugar'.

Sin embargo, el Juez aseguró con reclusión en la cárcel de Villahermosa al capitán Ofwar Javier Arias, al teniente Carlos Galeano y a los soldados profesionales Jhon Eider Mina, Juan Antonio Quintero López, Arias Arboleda, Sergio Armando Nemecio y José Eliseo Vega.

Igualmente, los abogados defensores de los soldados asegurados señalaron que también interpondrán recurso de apelación, ya que en su concepto este caso debe ser llevado por la Justicia Penal Militar y no la ordinaria.

 Igualmente, manifestaron que, por su fuero militar, los indiciados debían ser conducidos al Cantón Nápoles, ubicado al sur de Cali.

LOS HECHOS


Este proceso judicial se remonta al 14 de enero de 2007, cuando cuatro hombres que se movilizaban en un taxi de placas VCA756 fueron asesinados en el sector de La Reforma.

Según el Ejército, ellos eran delincuentes. Pero la Fiscalía insiste en que los occisos no tenían antecedentes judiciales. Además sostiene que la escena del crimen fue alterada. A los cuerpos les pusieron revólveres y pistolas. 'Ellos fueron ultimados inmisericordemente.

Jamás se tuvo información de que las víctimas formaran parte de una cuadrilla urbana de las Farc', agrega la Fiscalía. También indica que los militares no han podido explicar el delito que las cuatro personas estaban cometiendo cuando fueron dados de baja. 'Sólo eran sospechosos', concluye la Fiscalía.

En el momento de los hechos, el mayor Mauricio Ordóñez, quien firmó la orden, y el sargento Gildardo Ruiz, no estaban en ese lugar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad