viernes 30 de enero de 2009 - 10:00 AM

Los 31 colombianos detenidos en Venezuela eran campesinos

Lo que parecía una oportunidad de ganarse unos pesos en Venezuela terminó en una detención masiva con una grave acusación de paramilitarismo.

Eso fue lo que les pasó a 31 campesinos del corregimiento de Aguada de Pablo, un humilde caserío perteneciente al municipio de Sabanalarga (Atlántico), quienes se fueron para el país vecino el pasado 14 de enero, en dos viajes, a buscar oportunidades de trabajo.

Así lo aseguraron sus familiares, vecinos y amigos de este poblado ubicado a orillas de la laguna de El Guájaro, en donde se dedicaban a la pesca y a la agricultura.

Un nativo de ese corregimiento, que vive hace años en Caracas (Venezuela), avisó a los parientes de los 27 hombres y 4 mujeres que habían sido detenidos en la residencia donde se alojaban en el barrio Petare, en Caracas.

Un grupo habitantes de Aguada de Pablo protestó mostrando las fotografías de los hombres y mujeres que están presos en Venezuela bajo estricta vigilancia de los cuerpos de seguridad del Gobierno Bolivariano de Hugo Chávez, negando que sean paramilitares o delincuentes. Incluso afirman que hace dos años se comenzaron a ir los primeros lugareños hacia Venezuela porque la laguna ya no tenía peces.

Los líderes de la protesta explicaron que la pesca, en otra época abundante, brilla por su ausencia, y que por esa razón se han visto obligados a emigrar en busca de trabajo.

Los testigos

Según Emma Rojano Bermejo, nativa del caserío y prima uno de los detenidos, el Ejército venezolano los sacó en calzoncillos y le quitaron el dinero Carlos Acuña, un primo suyo que regresaba ese día a Colombia a traer la plata que varios de sus compañeros enviaban a sus familias. Manifestó que su familiar tiene varias fracturas y que fue torturado.

Uno de los casos más graves es el de la familia Acuña Bermejo, que tiene a siete de sus integrantes presos en Venezuela.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad