domingo 09 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Los nuevos comportamientos del dólar y las tasas

El más reciente comportamiento del dólar, la sorpresiva noticia de una nueva disminución en las tasas de interés, y el descalabro de la economía europea han hecho repensar a los analistas el futuro inmediato de Colombia.

Para ellos el dólar y la decisión del Banco de la República no son dependientes, pero sí afectan de una u otra medida lo que ocurrirá en Colombia en materia económica los próximos días.

Julián Márquez, del departamento de Investigaciones de Corficolombiana, asegura que efectivamente son dos efectos totalmente diferentes.

Temor al riesgo

El dólar, explica el analista, es consecuencia de la situación internacional. 'La divisa ha subido en Colombia debido a la aversión del riesgo que existe en el mundo, por el deterioro de Europa', dijo.

'Que esto sea sostenible?, no creo, es una situación muy específica y creo que en poco tiempo nuevamente el dólar estará en los 1900 pesos, aunque habrá que esperar y seguirle el paso a Europa, especialmente lo que pase con España y Portugal; si estos dos países sucumben ante la crisis, definitivamente habrá más devaluación del peso', explicó Márquez.

Igualmente, añadió, esto ocurre porque los inversionistas se 'asustan' con el derrumbe del Euro y como forma de proteger el dinero lo dirigen hacia la economía de Estados Unidos. 'Esto también genera que se disminuyan algunas inversiones en países emergentes como Colombia, pero definitivamente no es una muestra de que la economía del país se desmejore', aseguró el experto.

Para el Departamento de Investigaciones de Bancolombia, precisamente la llegada del dólar al máximo de 2.000 pesos a mediados de la semana, es precisamente aversión al riesgo.

'El pasado miércoles la jornada abrió en medio de crecientes preocupaciones por una moratoria de Grecia y el riesgo de contagio a otros países de la Unión Europea, con lo que se registra un importante aumento en la aversión al riesgo de los inversionistas y la continuación de la recomposición de los portafolios de inversión hacia activos seguros. Fue así como la tasa de cambio USD/COP abrió la sesión $17.85 por arriba del cierre del martes  y se ubicó en $2.005.00, y así rompió el $2.000 por primera vez desde el 8 de febrero', asegura un informe de la entidad.

Aunque para Bancolombia, el desempeño de la divisa tiene que ver, en cierto punto, con las decisiones del Emisor en Colombia. 'Como era esperado, al haber superado importantes niveles técnicos y con la reducción de la tasa de referencia por parte del Banco de la República, el peso colombiano sigue debilitándose. Adicionalmente, el tipo de cambio ha estado presionado al alza por la mayor aversión global al riesgo', explicaron.

Julián Cárdenas, de Corredores Asociados, tiene similar concepto. 'Los temores frente a la crisis de Grecia llevaron a que los agentes del mercado buscaran refugio del riesgo en dólares promedio la tasa de cambio ha registrado un incremento de 50 pesos en lo corrido de la semana. Esperamos que la tasa de cambio retome el rango entre 1.975 y 1.995 pesos. Sin embargo, lo anterior dependerá de la evolución de las noticias en los mercados internacionales. Aunque pensamos que el euro debe seguir siendo una moneda débil es probable que se registren ligeras correcciones', dijo.

Tasa de control

La reducción de las tasas, por parte del Banco de la República, obedeció, de acuerdo con Julián Márquez, de Corficolombiana, a un asunto meramente local.
'No tiene nada que ver con el crecimiento de la economía, ni lo que está pasando en el mundo; esto es únicamente porque el Emisor cree que se va a cumplir la meta de inflación. A la larga es una decisión que le da espacio a la economía local para recuperarse', dijo.

Para Bancolombia, las razones fueron similares. 'Sin duda, una de las razones es que la inflación anual es menos volátil, ya que al excluir alimentos y regulados bajó desde 4.5% en julio de 2009 hasta 2.17% en marzo de 2010. Por lo tanto, la inflación 'estructural' o básica apunta a la consolidación de una nueva era de la inflación en la meta de largo plazo. Con ello en mente había dos elementos que la Junta Directiva podía evaluar. El primero es que, antes de la decisión, la política monetaria en términos reales no era tan expansiva o excepcionalmente expansiva. Si bien la tasa nominal de 3.5% era la más baja en décadas, la tasa real más baja había sido en 2002 con -1.7%, nivel que contrasta con el que se observa hoy de 1.63%. Frente al promedio de 1.8% en la última década y de 1.35% desde 2002, la postura no era tan expansiva. Contrario ocurre con la tasa real de otras economías de la región frente a sus promedios históricos'

'El segundo elemento es que varias veces en editoriales, así como en informes de coyuntura, el Grupo Bancolombia señaló que los bonos de deuda pública, TES, incorporaban incluso una perspectiva errada de inflación y de la política monetaria', explicaron.

Para Corredores Asociados, la determinación del Banco de la República debe ser vista como la generación de oportunidades.

'América Latina está creciendo y sobresale frente a otras zonas económicas en el mundo. Lo anterior se ha visto reflejado en una recuperación de la producción industrial, el comercio y las expectativas de los consumidores.

Según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional publicadas en abril de 2010, América Latina podría crecer 4 por ciento, superior a lo estimado en enero (3.7 por ciento). Sin embargo, la reciente divergencia en el rumbo de la Política Monetaria de algunos países en América Latina demuestra que la recuperación económica no es homogénea en la región', explicaron expertos de la entidad.

Según los expertos, la semana pasada el Banco Central de Brasil subió la tasa de interés de intervención 75 puntos básicos de 8.75 a 9.5 por ciento, mientras que el Emisor en Colombia bajó la tasa de 3.5 a 3 por ciento. 'Ambas decisiones sorprendieron al mercado pero las razones de los movimientos son bien diferentes. Por un lado, Brasil intenta 'romper' con el recalentamiento de su economía al ser un imán de flujos de inversión; es sede del mundial de fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos en 2016, y además cubre parte del voraz apetito de bienes básicos de China. Es más, algunas estimaciones de analistas apuntan a que Brasil puede crecer en 2010 por encima de 6 por ciento, lo cual representaría la tasa de crecimiento más alta en cerca de 25 años', aseguraron los investigadores de Corredores Asociados.

Agregaron que de manera contraria, en Colombia las menores expectativas de inflación y no la debilidad de la economía permite darle un nuevo empujón al país con un recorte de tasas. 'La inflación en marzo alcanzó 1.84 por ciento, por debajo del rango establecido por el banco central entre 2 y 4 por ciento para 2010; la inflación que excluye los elementos más volátiles fue baja, y las mejores proyecciones de inflación realizadas por el equipo técnico del Emisor muestran que con una alta probabilidad se cumplirá la meta en 2010.

'Lo claro es que en economías genera oportunidades para los inversionistas. Mientras los bonos de Brasil ofrecen rentabilidades superiores a los de la mayoría de economías del mundo por el mayor crecimiento de su economía, nuestros bonos de deuda local retoman la tendencia de apreciación por la estabilidad de precios y el impulso que genera el nuevo recorte de la tasas. América Latina crecerá y representará sin duda una buena alternativa de inversión en medio de los temores de riesgo de incumplimiento de pago de la deuda en Europa', puntualizaron.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad