domingo 31 de enero de 2010 - 10:00 AM

Lulo resistente a enfermedades y fríjol para sembrar en seco

En Santander las siembras de lulo se esfumaron. Se las llevó una enfermedad llamada por los campesinos 'gota', pero científicamente relacionada como tizón del lulo (Phytophthora infestans).

La cosecha de fríjol en este departamento se redujo más del 50%, pues se sembraron 4.500 hectáreas pero solo 2.000 dieron fruto. El fenómeno del Niño, con su fuerte verano, se llevó esa producción.

Dos alternativas para afrontar esa incidencia del hongo y la escasez de agua están sobre la palestra y se convierten en una alternativa para los agricultores del país.

En el caso del lulo, luego de 3 años de investigaciones, los científicos de la Corporación Colombiana para la Investigación Agropecuaria, Corpoica, identificaron los materiales que son resistentes a la enfermedad más limitante de ese cultivo.

A la vez, establecieron una metodología para mitigar los daños causados por ese patógeno.

De acuerdo con Sergio Correa Peláez, Director del Centro de Investigación La Selva, en Rionegro, Antioquia, el proyecto tuvo un valor de $207 millones y fue financiado por el Minagricultura y el Fondo Nacional Hortifrutícola.

Según el Ingeniero Agrónomo, José Luis Zapata, con Maestría en Fitopatología y líder del proyecto, de las '7.400 plántulas evaluadas para resistencia al tizón del lulo se seleccionaron 411, por su gran potencialidad productiva y alta tolerancia al tizón. Además, se encontraron plantas inmunes, resistentes y susceptibles que serán insumo para emprender programas de mejoramiento genético'.

El ataque

De acuerdo con las estadísticas de Corpoica, en el país se siembran cerca de 5.631 hectáreas de lulo, las cuales pueden tener una producción de 48.000 toneladas de fruta al año.

Las principales plantaciones están en Huila con 1.470 hectáreas  seguido de Valle del Cauca (893 hectáreas) y Cauca (476 hectáreas).

Cuando una siembra es atacada por el hongo, en corto tiempo tiene afectado el 100% del cultivo hasta llevarlo a su destrucción.

Lo grave es que ataca en todos los estados del cultivo, es decir, desde el almácigo pasando por tallos y hojas, hasta llegar al fruto.

'En los frutos la lesión se inicia en la base del pedúnculo y avanza irregularmente como una mancha algo deprimida de color café oscuro hacia la región ecuatorial del fruto, hasta cubrirlo total o parcialmente', agregó el investigador.

Las nuevas técnicas y variedades se liberarán a lo largo y ancho del país, en las zonas sembradoras, como por ejemplo, el Filo de Turbay, en Suratá, donde en un tiempo los lulales compartían terreno con los granadillales.

Una muestra


Una muestra de los estragos que puede causar la falta de agua en un cultivo de fríjol, se tuvo en última cosecha de 2009 y que se recolecta en el primer mes de 2010.

En Santander se tiene un epicentro frijolero compuesto por Villanueva, San Gil y Curutí, zona que se ha caracterizado por ser seca.

De acuerdo con Leilán Bermúdez Macias, representante de la Federación Nacional de Cereales y Leguminosas, Fenalce, en la zona de San Gil, 'se esperaban unas 9 mil toneladas, pero se recolectarán aproximadamente unas 4 mil, lo que significa una merma de la producción superior al 50%, sumada a la baja cosecha del primer semestre de 2009, que también fue por mitad', puntualizó.

Esa caída tiene un solo nombre: falta de agua.

De acuerdo con el directivo, en esa zona no llueve desde noviembre de 2009, lo que significa que se han tendido tres meses  con un fuerte verano.

La carga de 125 kilos se vende a $240.000 ($1.900.000 la tonelada), lo que significa que por culpa del fenómeno del Niño, en la economía campesina de esa región frijolera no llegaron $7.600 millones aproximadamente.

'Son muchos recursos para una zona de economía campesina', agregó Bermúdez Macias.

Lo grave de esa región es que el tiempo seco va hasta bien entrado abril, por lo que la nueva variedad Inta Sequía, sería de una gran utilidad en Santander.

Tolerancia a la sequía

La nueva variedad de fríjol es rica en contenidos de cinc, hierro y proteína; pero para los investigadores de Ciat, podría mejorarse muchos más, es de decir, vitaminizar.

La otra iniciativa tiene que ver con una variedad de fríjol que es capaz de tolerar la sequía; es decir, produce plantar haya o no, agua.

Fue desarrollada de manera conjunta entre el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, y el Programa Nacional de Investigación Agrícola de Nicaragua.

Se conoce como 'Inta sequía' y es un fríjol que tiene la facultad de ser tolerante a la falta de agua, es decir, afronta los veranos sin mayor problema e incluso en sequías extremas su producción no se merma.

De acuerdo con Steve Beebe, líder del Programa de Investigación en Fríjol del CIAT, el nuevo material será trascendente en la alimentación mundial, pues el fríjol, conocido como la carne de los pobres, es el alimento básico de las familias pobres del planeta.

Según el investigador, debido a los cambios climáticos que se tienen, las cuatro millones de hectáreas sembradas en el continente africano, donde se encuentran los mayores asientos pobres del mundo, han sido afectadas por las ascendentes temperaturas y las crecientes sequías.

'Para 2020, dos terceras partes de los campos de fríjol podrían verse afectados, amenazando los medios de vida de alrededor de 1.75 millones de familias campesinas. Más de la mitad de estas áreas podría beneficiarse con la siembra de nuevas variedades de fríjol como Inta Sequía', dijo Beebe.

La nueva variedad fue liberada por el Inta, en las zonas de la costa Pacífica que son azotadas por la sequía, al igual que en regiones centrales de altitud media; pero los trabajos pilotos se dieron en América Central y algunos países de América Latina, incluyendo a Colombia (Cesar y La Guajira jugarán más específicamente).

Esa semilla, de acuerdo a las proyecciones del Ciat, se regará por todo el mundo.

'Millones de productores de fríjol están bajo la amenaza del cambio climático y la liberación de INTA Sequía es un paso muy importante hacia la adaptación de la producción de alimentos en algunos de los países más pobres del mundo. Este es un hito tanto para los productores de fríjol como para los científicos. No hay tiempo que perder para hacer llegar esta nueva semilla a quienes la necesitan', enfatizó el investigador.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad