viernes 28 de noviembre de 2008 - 7:05 PM

Marchas de colombianos por rehenes impactaría políticamente a cúpula de Farc

El mensaje que los colombianos le transmitirán a las Farc con las marchas de hoy en contra el secuestro podría tener un impacto político en esa guerrilla debido al cambio que ha sufrido su cúpula, estimaron analistas.

Pero la contundencia del mensaje dependerá de que la manifestación ciudadana supere los cuatro millones de personas que se calcula salieron a las calles con el mismo propósito el pasado 20 de julio, coincidieron en señalar.

"La participación ciudadana tiene que ser multitudinaria para que la nueva cúpula de las Farc se notifique de que el país sigue en pie sobre este asunto", dijo a la AFP Carlos José Herrera, especialista en resolución de conflictos.

Herrera comparte con otros observadores que el malestar social reinante en el país por la intervención masiva de captadoras ilegales de dinero y el hecho de que la colombo-francesa Ingrid Betancourt y tres estadounidenses ya no estén entre los rehenes, puede generar desánimo o desinterés para manifestar en esta ocasión.

Las Farc, aún mantienen en cautiverio a 2 civiles y 26 militares y policías, que proponen canjear por unos 500 de sus militantes presos, incluidos tres extraditados a Estados Unidos.

El sacerdote católico Darío Echeverri, miembro de una comisión civil que propende por la paz, consideró que las marchas "vuelven a posicionar en la opinión pública el tema de los secuestrados que había desaparecido tras el rescate de Betancourt, los estadounidenses y 11 uniformados el pasado 2 de julio.

"Es un reclamo de la sociedad que ojalá llegue a las Farc, los obligue a pensar y llegue a los oídos de un nuevo secretariado más sensible a lo político", señaló a la AFP, destacando la formación universitaria y extracción citadina de varios de los comandantes.

Tras la muerte de su líder histórico, Manuel Marulanda, un campesino de origen humilde, las Farc pasaron a ser dirigidas por alias Alfonso Cano, quien realizó estudios de antropología y nació en Bogotá en una familia de clase media.

El ex guerrillero del Eln, León Valencia, director de la Organización No Gubernamental (ONG) Nuevo Arco Iris, que realiza análisis políticos y sociales, coincide con el prelado.

"Es un mensaje político que, dado las características de la nueva cúpula de las Farc, puede ser recibido mejor", dijo a la AFP, y resaltó que esta marcha es "más independiente que las anteriores porque proviene de una iniciativa de la sociedad civil".

"Hay una nueva realidad tras la operación 'Jaque'. El caso de los secuestrados perdió la connotación internacional porque ya no están Ingrid ni los gringos, por lo que las Farc ya no tienen otro escenario", añadió.

Tras recordar que en los últimos meses esa guerrilla ha "sufrido muchas derrotas", Valencia dijo que ahora las Farc tienen "el camino para liberarse de los secuestrados y de ese estigma en su imagen internacional".

Aunque el experto en seguridad Alfredo Rangel concuerda en varios aspectos de esa lectura sobre las marchas ciudadanas, advierte que las Farc siguen siendo "muy impermeables" a este tipo de manifestaciones.

Sin embargo, dijo a la AFP que debido a la situación de "precariedad y debilidad en que se encuentran, es probable que las Farc tengan ahora una posición más flexible para liberar a los secuestrados".

 
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad