jueves 02 de abril de 2009 - 10:00 AM

'Me niego a usar la palabra conflicto, más bien es un genocidio'

El pueblo Awá llamó la atención del país el pasado 4 de febrero, cuando 12 indígenas fueron masacrados en Barbacoas, Nariño. Después de lo ocurrido, las Farc afirmaron ser los responsables.

La Unidad Indígena del Pueblo Awá, Unipa, y la Organización Nacional Indígena de  Colombia, ONIC, hicieron el llamado para una misión humanitaria con el objetivo de encontrar los cadáveres de las víctimas de la masacre.

Varios grupos de indígenas participaron en la ‘gran minga de Resistencia social y comunitaria’, compuesta por más de 600 personas.

En el resguardo de Tortugaña, donde tuvieron lugar los hechos, viven alrededor de mil indígenas del pueblo Awá. Aunque el 4 de febrero se confirmaron 12 muertos, se desconoce el número de indígenas asesinados por las Farc desde octubre de 2008.  Muchas veces el miedo de denunciar impide que se den a conocer otros hechos que involucran la muerte de indígenas.

A la misión también acudieron dos fotógrafos independientes, incluso un francés, dos estudiantes bogotanos y Mark James Maughan.

Maughan es inglés, lleva cinco meses y medio en Colombia y es periodista de actualidadetnica.com, el periódico virtual de la Fundación Hemera, que trabaja con los indígenas.

preguntas y respuestas

VL ¿La misión logró sus objetivos?
Por lo general, sí.  Nos propusimos hacer lo que el Estado no hizo: encontrar los cadáveres de las víctimas de la masacre de febrero. Encontramos nueve cuerpos, de los cuales tres eran de una masacre de octubre de 2008 que casi no recibió atención en la prensa nacional. Aquí, debería aclarar que la fiscalía ya había encontrado tres.

VL ¿Fue un éxito, entonces?
Un éxito arrollador.  Que una organización tan pequeña como Unipa fuera capaz de convocar a tantas personas, es un hecho notable y admirable y creo que la minga dio a conocer la situación un poco más. Aunque demoramos más tiempo de lo que esperábamos, conseguir que una cantidad tan grande de gente caminara cuatro días, buscara durante tres y regresara en dos, es un logro colosal en términos práctico.

VL ¿Cómo se siente después de llegar de la selva?
En lo personal, muy cansado. Llevaba ocho días caminando en condiciones muy difíciles y con una dieta a la que no estoy acostumbrado. Fuera de eso, sigo en el proceso de comprender lo que acabo de hacer.

VL ¿Cómo estuvieron las condiciones durante la marcha?
Complicadas, la verdad.  A pesar de lo que pueda pensar la gente, la mayoría de los indígenas vive en pueblos y ciudades y no conocen las condiciones de la selva. Los primeros días nos tocó acostumbrarnos, la gente se enfermaba y sufría calambres, yo padecí de diarrea. El paso fue muy lento hasta que llegamos al campamento. Había gente muy joven pero también mujeres de hasta sesenta años, en fin mucha gente no tenía la condición física para tal caminata. Además, al principio hubo una falta grave de comida pero la Cruz Roja nos entregó bastante.  
Una vez tuvimos que cruzar un río ancho con cuatro tablas de madera amarradas con cuerda. Nos tocó en turnos de dos, y así nos demoramos medio día allí. Es para que vean que fue un esfuerzo gigantesco.

VL ¿Qué parte de la experiencia le causó la mayor impresión?
Hay tres cosas que se destacan.  Primero, tener a los cadáveres a 20 cm. de la lente de mi cámara y ver la realidad de este, me niego a usar la palabra conflicto, más bien es un genocidio. Vi evidencia de lo que es capaz de hacer este grupo, supuestamente revolucionario, y lo vi como un grupo más fundamentalista que revolucionario.
Segundo fue el encuentro con el Ejército. Cuando nos reunimos el domingo antes de empezar, el Ministerio del Interior nos había asegurado que toda presencia militar se retiraría de la zona mientras se realizaba la búsqueda, pero al cuarto día nos encontramos con el Ejército. Si las Farc hubieran creído que la minga era un operativo militar, peligraban nuestras vidas.  Fue por creerlos colaboradores del Ejército que mataron a los Awá. Luego nos informaron que las Farc rodeaban nuestro campamento y nos interceptaban la radio y me di cuenta del peligro que corríamos.

VL ¿Por qué cree que había militares en la zona?
No sé, mentiras por parte del ministerio, supongo. Nos hizo la promesa para complacernos y como al día siguiente fue festivo, seguramente no quería trabajar.
La tercera cosa que tengo que mencionar es la guardia indígena. Estuve con ellos durante mucho tiempo y ni puedo comenzar a describir el honor que sentí tener el privilegio. Fueron un ejemplo de espíritu de equipo, colaboración y bondad. Les tengo un temor reverencial. No van armados, sólo llevan un palo simbólico, pero su disciplina es increíble.

VL ¿Pero les hubieran defendido contra las Farc?
Claro que sí. La guardia indígena se entrena para defender solamente; no ataca. Y yo me hubiera sentido protegido por ellos aunque las Farc empezaran a atacarnos, les tenía mucha fe.

VL ¿Cómo ve la situación actual para el pueblo Awá en la selva?
Me da miedo. El senador indígena que nos acompañaba lo clasificó de genocidio y es verdad. Es una limpieza étnica, una matanza sistemática de gente muy pobre que viven en condiciones muy humildes. Espero que la situación llame la atención de la prensa nacional. En la rueda de prensa del jueves (hoy) se pedirá un diálogo directo entre los indígenas y las Farc.

VL ¿Cómo está actuando el Estado?
Veo que hasta ahora han hecho muy poquito y supongo que seguirán haciendo poco. A corto plazo esperamos que la Procuraría recupere el resto de los cadáveres. Prometieron que entrenarían a los indígenas mismos para llevar a cabo este tipo de operativo.

VL ¿Esta experiencia, qué le ha enseñado de las Farc y sus posibles motivos?
La guerrilla dijo que los mataron por colaborar con el Ejército, pero es una declaración ridícula dado que el Ejército llegó a la zona sin dar aviso. Dicen ser rebeldes y revolucionarios, pero ¿contra quién? Los Awá son simplemente un pueblo muy humilde.
No se puede glorificar a las Farc para nada, menos por ser marxistas o revolucionarios. Ya no lo son. Es una organización totalmente diferente a lo que era cuando empezó, ya no comparte la ideología con la que se fundó. Es una organización perdida que está llevando a cabo masacres sin justificación. Claro, ninguna masacre se puede justificar pero lo que quiero decir es que las razones que dan las Farc son completamente falsas. Hay que pensar mucho en lo que les motiva.

VL La guerra en Colombia es un ciclo en que el odio genera más odio y con cada problema se crean cientos más. De esta manera, es un conflicto completamente interno.  Desde su punto de vista como extranjero, ¿cuál podría ser la resolución a estos problemas? ¿Cuál es el camino a seguir?
Puede parecer muy abstracto y simplista, pero se puede aprender mucho de los pueblos originarios. Se puede aprender mucho de tener un espíritu de fraternidad y una causa en común. Aquí genera mucho conflicto la política interna. Se dice que la política es el reino de la posibilidad, pero en este caso no lo es. Hay varias bandas luchando una contra la otra. Tiene que haber un objetivo en común.

En Colombia hay un presidente neoliberal y capitalista que está siguiendo un modelo social ajeno. Mejoró la seguridad pero por miedo, aumentando la presencia militar y estadounidense. No representa los intereses de los colombianos. Necesita recurrir a los dueños de esta tierra.  A menudo las personas más felices viven en las condiciones más humildes y es porque tienen una manera en común de lograr las cosas.

Hace falta una fuerza política viable y alternativa que represente a Colombia en vez de intentar imponer un modelo extranjero sobre un país latino.  Es como ponerse un jean muy bonito pero que no le cabe.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad