jueves 01 de abril de 2010 - 11:40 PM

Misión humanitaria ya recibió restos de rehén de Farc muerto en cautiverio

El delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Adolfo Beteta, dijo hoy que la comisión humanitaria encabezada por la senadora Piedad Córdoba, ya tiene los restos del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, que la guerrilla de las Farc entregó en el Guaviare.

Beteta confirmó que "en algún lugar de la zona rural del departamento del Guaviare", las Farc entregaron los restos mortales del mayor Guevara a la misión humanitaria.

Este grupo garante, señaló, está conformado por dos miembros del CICR, la senadora Córdoba, líder del grupo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP) y monseñor Leonardo Gómez Serna en representación de la Iglesia católica.

Explicó que durante la operación no hubo inconvenientes y que la demora de la llegada del helicóptero con los restos de Guevara y la comisión humanitaria se debe a razones técnicas.

El delegado del CICR detalló que el aparato facilitado por el Gobierno de Brasil se detendrá en la población de San José del Guaviare para abastecerse de combustible y de allí saldrá para la ciudad de Villavicencio.

Beteta expresó su satisfacción por el éxito de la operación que le permitirá "un gran alivio a la familia Guevara, especialmente a la señora Emperatriz de Guevara.

Pidió que a la llegada de los restos de Guevara se observe la solemnidad que el momento amerita en el entendido de que es un duelo muy profundo que vive la familia.

Este operativo, que sigue al regreso a la libertad del soldado Josué Daniel Calvo el pasado domingo y del sargento Pablo Emilio Moncayo este miércoles, está marcado por la discreción que ha exigido el Gobierno, dado que se trata de la entrega de un cadáver.

Por ello, se ha acordado un protocolo especial que velará por la cadena de custodia del cuerpo de Guevara y que verificará su identidad, según confirmó el alto comisionado para la paz de Colombia, Frank Pearl, en las instalaciones del aeropuerto Vanguardia, de Villavicencio.

En esa terminal aérea esperan los restos del oficial su mamá, su nieta y otro de sus hijos, quienes, al regreso de la misión, podrán pasar unos momentos de intimidad en una sala privada.

A continuación, la urna pasará a manos de un integrante del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quien la custodiará hasta su llegada a Bogotá para entregarla al Instituto de Medicina Legal.

Un grupo de 6 antropólogos, odontólogos forenses y genetistas cotejarán las muestras de ADN del fallecido policía con las de su madre, proceso en el que, según la institución, podrían demorarse una semana.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad