martes 29 de diciembre de 2009 - 12:45 AM

Murió anciano que llevó cadáver de su esposa en una carretilla

A Miguel Ángel Castro Solano, un anciano de 78 años, lo único que se le ocurrió ayer al constatar que Mónica, su compañera, estaba muerta presuntamente por un ataque de epilepsia, fue trasladar el cadáver en una carretilla hasta el Cementerio de Soledad (Atlántico). Se acaba de conocer que hace pocas horas, por causas naturales, Miguel Ángel, también falleció en el mismo lugar en donde su señora falleció.


A Miguel Ángel Castro Solano, un anciano de 78 años, lo único que se le ocurrió ayer al constatar que Mónica, su compañera sentimental durante siete años estaba muerta presuntamente por un ataque de epilepsia, fue trasladar el cadáver de la mujer en una carretilla hasta el Cementerio nuevo del municipio de Soledad (Atlántico).

Hace pocos minutos se acaba de conocer que por causas naturales, Miguel Ángel, también falleció en el mismo lugar en donde su señora falleció.

El 'sepelio' de su mujer

Al llegar al cementerio ayer (domigo), el humilde hombre no pudo sepultar el cuerpo debido a que no llevaba ninguna clase de documento que explicara las causas precisas del deceso de su mujer, por lo que las autoridades pusieron en conocimiento a la Sijín para que realizaran las diligencias de levantamiento del cadáver y poder así enviarlo a Medicina Legal para establecer las causas de la muerte.

'El sábado salí a trabajar bien temprano pero cuando regresé a las 8 de la noche encontré que a mi mujer, le había dado uno de esos ataques de epilepsia que sufría desde cuando yo la conocí hace siete años. Para que se calmara le di agua de azúcar y unos masajes y con eso se calmó. Como a las tres de la mañana otra vez comenzó a sentirse mal y minutos después murió', explicó ayer el anciano, quien aseguró que su intención era sepultar a su mujer como pudiera porque no contaba con recursos para comprarle un cajón.

Mónica y Miguel Ángel se habían conocido, según lo manifestado por el anciano, en el centro cuando estaba trabajando. 'La vi sola y le propuse que se comprometiera conmigo y enseguida me la traje para la casa', aseguró el reciclador.

La pareja tuvo hace un año un hijo, el cual murió a los pocos meses de haber nacido.

Al momento de su muerte, Mónica tenía siete meses de embarazo.

Lo poco que dijo el anciano sobre su mujer era que su familia residía en el barrio La Manga y que nunca la visitaron.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad