sábado 01 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

‘Obamanía’ mundial; pero no todos conocen ideas del candidato demócrata

La ‘Obamanía’ invade el mundo: a nivel internacional el candidato presidencial demócrata Barack Obama parece ser el preferido, pero esta popularidad no implica que sus ideas sean realmente conocidas, opinaron expertos consultados.

Obama es el candidato favorito del 42% de los ciudadanos del mundo, mientras que sólo el 12% votaría a su rival John McCain si tuvieran la oportunidad de hacerlo, según un amplio estudio de la BBC realizado en 22 países con una muestra de 22.500 personas.

En Europa, el primer negro con posibilidades de convertirse en el Presidente de Estados Unidos es particularmente popular, con picos superiores al 80% de opiniones favorables en Francia y Alemania, según otros sondeos.

El presidente saliente, George W. Bush, terminó encarnando 'lo peor que tiene Estados Unidos: un hijo de la peor rusticidad europea, embriagado de religión y pesadamente armado, mientras que Obama personifica lo que hay de bueno en Estados Unidos, un hijo de Europa, joven y lleno de esperanza, en el corazón de una sociedad multiracial. Pero esas dos visiones tienen una gran cuota de fantasía', observa Max Wolff, profesor en la universidad New School de Nueva York.

LA VOZ DEL EXPERTO
Proyecto político


En dos asuntos de peso como la economía o la política extranjera, no se puede esperar un giro de 180 grados del aspirante demócrata, según Maxx Wolff.

El senador afroamericano 'cuenta entre sus consejeros financieros con Austan Dean Golsbee, de la universidad de Chicago, conocida por tener el programa neoliberal más ortodoxo de la tierra; y Paul Volcker, artesano de la política monetaria de (Ronald) Reagan, un halcón en materia de inflación', añadió el profesor.

Para Julien Vaisse, investigador francés de la Brookings Institution de Washington, hay que analizar el proyecto político, social y económico de Obama dentro de una perspectiva estadounidense.

'No digo que no sea el hombre que se cree que es, sólo digo que la fascinación que ejerce, su carisma similar al de Bill Clinton, llevaron -sobre todo a los europeos- a olvidar que es estadounidense', puntualizó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad