sábado 15 de agosto de 2009 - 8:11 PM

ONG reclama al país que permita más presencia internacional para erradicación de minas

El Gobierno debe abrir la puerta a más actores internacionales para que coordinen la erradicación de minas antipersonales en este país, pidió hoy la presidenta de la ONG suiza Geneva Call, Elisabeth Decrey.

 

Decrey, que participó en el taller internacional Acción Integral contra Minas en Colombia, clausurado ayer en Bogotá, explicó a Efe que el Gobierno de Álvaro Uribe "debe favorecer" la presencia de expertos internacionales, "porque al no estar integrados del todo en el país y en su problema no ponen en riesgo a la comunidad".

La experta argumentó que la organización que preside no es partidaria, por su experiencia en otros países, de que el Ejército desarrolle labores de desminado en tiempos de conflicto, porque la otra parte lo interpreta como una operación militar y reacciona "con un contraataque".

"Es una pérdida de tiempo, de dinero y un riesgo para la comunidad que los militares se involucren en el desminado en tiempos de conflicto, por eso insistimos en pedir al Gobierno que abra las puertas a expertos de otros países", enfatizó.

Además, expuso que la población puede ponerse en contra del Ejército "si asocia su presencia con el empeoramiento de la situación".

Pese a esas recomendaciones, reconoció que los batallones de desminado del Gobierno colombiano "han alcanzado bastantes éxitos" en operaciones "postconflicto y de emergencia".

Geneva Call llegó al país hace siete años y, según recordó Decrey, comenzó a trabajar con la guerrilla del Eln, hasta que en 2007 el Gobierno de Uribe "cerró la puerta a las negociaciones con los actores del conflicto".

"Entonces tuvimos que abrir nuevos canales de comunicación, indirectos, para seguir en contacto con ellos", afirmó.

El objetivo de esta ONG es "que los actores no estatales respeten las normas humanitarias" y tratan de negociar con ellos para "que dejen de usar minas antipersonales, faciliten la desarticulación de los artefactos, informen de su ubicación y permitan el acceso a las víctimas en áreas bajo su control".

A pesar de que las guerrillas son reacias a dejar de utilizar minas antipersonales "porque es el único recurso en su lucha con el Ejército", Geneva Call intenta que al menos marquen las zonas minadas, señalen el riesgo a los civiles y desminen los campamentos cuando los abandonen, aclaró Decrey.

Con estas iniciativas se busca reducir el riesgo al que se expone la comunidad afectada, cuyos miembros en algunas ocasiones solicitan ser formados para erradicar ellos mismos los artefactos.

"Nosotros trabajamos con expertos capaces de manejar la complejidad de la situación colombiana, pero no creemos en los voluntarios. En todo caso, más adelante se entrenará a los locales para que se conviertan en desminadores profesionales", comentó Decrey.

Geneva Call opera en "países con conflictos internos" como Senegal, Niger, Sudán, Somalia, Burundi, la India, Filipinas, Sri Lanka, Turquía, Israel, Irán e Irak.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad