sábado 17 de octubre de 2009 - 10:00 AM

ONG revela más de mil ejecuciones extrajudiciales

Un informe del la organización no gubernamental Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) aseguró ayer que al menos 940 personas fueron ejecutadas extrajudicialmente en Colombia del 2001 al 2009, año en el que el grupo da cuenta de una 'importante' baja en el número de víctimas de esas ejecuciones.

En su informe de 15 páginas, el Cinep -citando datos de parientes y de la prensa local- indicó que las muertes en ejecuciones extrajudiciales del 2001 al primer semestre del 2009 ascendieron a 940, más de 90% de ellas adjudicadas a miembros de las fuerzas militares, según el Cinep.  

Sin embargo, el grupo indicó que a partir del escándalo de Soacha y las medidas adoptadas por el sector castrense -como creación de inspectores de derechos humanos en unidades militares que siguen e investigan denuncias, hasta las mismas destituciones- han desembocado en una 'importante' reducción en el número de casos reportados de ejecuciones.

'Hay un cambio de tendencia en la situación de derechos humanos, es decir hay un descenso en un tipo de violaciones, como son los ‘falsos positivos’', manifestó en entrevista telefónica Mauricio García, director del Cinep, grupo surgido en 1972 y que investiga temas relacionados con el conflicto interno colombiano y los derechos humanos.

De acuerdo con el Cinep, mientras en el primer semestre del 2008 tuvieron datos de 196 ejecuciones extrajudiciales, en el mismo lapso del 2009 han recibido sólo denuncias de cuatro muertes.

Con relación a la baja en los casos, García sostuvo que 'lo más seguro es que se van a mantener bajos' porque 'parecería que hay un cambio de tendencias en términos de violaciones de derechos humanos y es pasar de estos casos de ‘falsos positivos’ a casos de intolerancia social y amenazas'.


Para recordar

Las fuerzas armadas fueron estremecidas a fines del 2008, cuando denuncias de prensa y de grupos no gubernamentales revelaron que al menos 11 hombres, sin relación entre ellos, habían desaparecido en diferentes fechas de Soacha (Cundinamarca), y después sus cadáveres fueron localizados en fosas comunes al noroeste del país presentados como insurgentes muertos en combate con tropas del Ejército.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad