lunes 06 de abril de 2009 - 10:00 AM

ONU analiza crisis por prueba de lanzamiento de cohete en Corea

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) comenzó ayer a tratar la situación de crisis creada por Corea del Norte al lanzar un cohete de largo alcance con la petición de Francia y Estados Unidos de dar una 'respuesta unánime' a Pyongyang.

'El lanzamiento de Corea del Norte es una amenaza a la estabilidad de la región. El Consejo de Seguridad debe actuar de forma unánime y condenar la provocación a la ley internacional que ha realizado Corea del Norte', dijo el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Ripert.

De manera similar se pronunció la embajadora de Estados Unidos ante el organismo internacional, Susan Rice, quien aseguró que Washington está a favor 'de que se llegue a un acuerdo para tomar una firme acción colectiva' respecto a la actuación norcoreana.

'El Gobierno de Pyongyang lanzó en la mañana del domingo (ayer) un cohete de largo alcance que sobrevoló Japón sin causar daños y que se habría precipitado al mar', afirmaron fuentes militares japonesas y estadounidenses.

'Se han hecho serios esfuerzos diplomáticos para que Corea del Norte no realizara ese lanzamiento que afecta a la seguridad de Japón y a los japoneses', afirmó el embajador nipón ante la ONU, Yukio Takasu.

Takasu subrayó que aunque el lanzamiento no ha causado daño a su país, 'la situación no cambia. Su intención era la de ser una amenaza a la paz y la seguridad internacional, no solamente la de Japón'.

Corea del Norte ha negado que ese lanzamiento fuera de un misil de largo alcance, que podría llegar hasta la costa oeste estadounidense, en concreto hasta Alaska, y mantiene que ha sido un satélite de comunicaciones que está ya orbitando.

En Corea del Sur se presentaron los primeros disturbios entre la población que rechaza el lanzamiento del cohete.

Violación de Ley

Estados Unidos y Japón, que sí buscan sanciones contra Pyongyang, consideran que el lanzamiento de ese cohete por parte norcoreana viola la resolución 1718 de la ONU, que impide al régimen comunista cualquier tipo de prueba con misiles balísticos.

Esa resolución, que fue aprobada tras la prueba nuclear que Corea del Norte hizo en octubre de 2006, insta a ese país a suspender las actividades relacionadas con su programa de misiles balísticos. 

La embajadora estadounidense indicó que su país intentará obtener del Consejo 'la más firme y apropiada de las respuestas que se pueda lograr'.

A los cinco países permanentes del Consejo les preocupa la capacidad de Corea del Norte, un régimen comunista aislado del mundo, para distribuir armamento nuclear en el mundo, pues con este lanzamiento y otros previos ya ha demostrado que tiene capacidad para desarrollar armas nucleares.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad