jueves 16 de julio de 2009 - 12:31 AM

Oposición pide sanciones económicas al régimen impuesto en Honduras

Un grupo de hondureños que rechazan el golpe de Estado pidieron este miércoles en Washington sanciones económicas contra el régimen de facto y la restitución del orden constitucional, porque de lo contrario, advirtieron, hay riesgos de una guerra civil en Honduras.

"Con presiones económicas es la única forma como van a ceder los golpistas", indicó en rueda de prensa el diputado de la izquierdista Unión Democrática, Marvin Ponce, quien se encuentra en la capital estadounidense junto al fiscal Jari Dixon y el defensor de los derechos humanos Juan Almendares.

Ponce enumeró, entre las peticiones del grupo, que Estados Unidos cierre el comercio con Honduras, invocando una cláusula democrática del Tratado de Libre Comercio con América Central (CAFTA), y que restrinja el envío de las remesas, que significan una importante parte del PIB hondureño.

Asimismo, instan a Washington a retirar a su embajador en Tegucigalpa y a detener la ayuda humanitaria, al igual que lo hizo con la militar, ya que no hay garantía de que el régimen instalado tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el 28 de junio la utilice adecuadamente, dijo Almendares.

El Banco Mundial (BM) debería suspender los créditos al sector privado en Honduras, luego de que lo hiciera con los préstamos públicos, señaló Almendares.

Dixon denunció que el régimen dirigido por el presidente de facto Roberto Micheletti viola los derechos humanos y "si este ambiente sigue así, el pueblo hondureño no va a resistir mas presión, más desaparecidos, más asesinatos, va a pasar cualquier cosa, va a ocurrir una guerra civil".

El fiscal, que afirmó que no es "seguidor de Zelaya" sino defensor del orden constitucional, denunció que el martes, luego de dar declaraciones contra el gobierno de Micheletti, la casa de su familia en Honduras fue allanada y su hermano fue apresado sin explicaciones.

"Aceptar que en Honduras vamos a resolver los problemas a través de los fusiles, es renunciar a todo esto que hemos venido trabajando en la administración de justicia", se lamentó Dixon.

"Pedimos que el presidente Barack Obama, que el Departamento de Estado y el presidente (de Costa Rica) Oscar Arias digan algo sobre la violación de los derechos humanos" en Honduras, agregó Almendares.

Arias media en negociaciones entre el régimen de Micheletti y Zelaya, para buscar una solución a la crisis. Ese diálogo avanza muy lentamente, criticó el grupo en Washington.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad