sábado 20 de febrero de 2010 - 1:11 AM

Policía tiene pruebas que relacionan a DMG con las Farc

Una carta fechada el 30 de noviembre de 2008, hace parte de las pruebas con las cuales la Policía confirma las relaciones que existieron entre la intervenida captadora ilegal de recursos DMG, de propiedad del extraditado David Murcia Guzmán, y la guerrilla de las Farc.



El documento enviado aparentemente desde las montañas del Putumayo lo suscribe Edgar Tovar, comandante del Frente 48 de las Farc.

"Sea esta la ocasión para saludarlo y a la vez desearle pronta solución a las dificultades por las que usted y su empresa DMG atraviesan en este momento". Así arranca la comunicación dirigida a Murcia Guzmán.

"Hemos seguido con atención e interés los detalles que rodean al escándalo que involucra a su empresa y a otras del mismo género", añade la misiva en la que además el grupo guerrillero respalda la labor de Murcia y descalifica abiertamente el proceder de las autoridades de quienes dice "no han podido (…) demostrar que ha estafado, robado ni malgastado los dineros de sus ahorradores".

"Por el contrario, las inmensas manifestaciones de respaldo a nivel nacional y particularmente en el departamento de Putumayo demuestran que hasta la fecha DMG había cumplido fielmente los compromisos con sus clientes y asociados y que la persecución de que está siendo víctima es el resultante de las maniobras, los chantajes y los atropellos propios de la mafia empotrada en el poder representada por el fascista Álvaro Uribe Vélez", señala la carta de Edgar Tovar.

La carta concluye con una contundente prueba de solidaridad con Murcia, hoy bajo la custodia de las autoridades de los Estados Unidos, "De nuestra parte somos solidarios con usted y con el pueblo putumayense y estamos dispuestos a contribuirle en cualquier cosa que considere necesaria".

Pero esas no son las únicas consideraciones que da a conocer la Policía tras recabar en varios archivos en su poder, además del ya famoso computador del abatido cabecilla Raúl Reyes.

Otro de los documentos que reposan en manos de la inteligencia policial es el llamado ‘proyecto de sanciones para los miembros del EMF 48".

En un listado de observaciones, cuatro de ellas principales, se habla de los incumplimientos del Frente, al parecer del 48, de quien dice "no aplicó la norma 13, literal D, del Funcionamiento de los Estados Mayores, que dice: "Trabajar por mantener el clima de armonía, fraternidad y unidad en el funcionamiento del EMF".

"Metió 15.000 dólares en DMG sin consultarle al Estado Mayor del Frente y menos aún al Comando del Bloque", dice uno de los apartes y de inmediato se refiere a otros "negocios" con un hombre identificado como ‘don Diomedes’, quien habría hecho un aporte de 800.000 dólares, "que finalmente se los robó Sisifredo".

Entre otras observaciones se habla de abusos sexuales al interior de uno de los frentes. "Ha caído en relajo sexual al tener relaciones 38 guerrilleras (casi todas las muchachas del Frente), entre ellas, algunas sospechosas, y otras compañeras de mandos y de miembros del EMF", señala no sin antes considerar dichos comportamientos como "faltas graves de primera Instancia, literal e, la irresponsabilidad".

De esta manera se empezarían a concretar los rumores acerca de que las llamadas pirámides, por lo menos en el caso de DMG, estarían relacionadas con dineros de la guerrilla de las Farc.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad