lunes 04 de enero de 2010 - 10:02 PM

Por muerte de estudiante en manifestación destituyen a dos oficiales de la Policía

Por haber permitido la muerte del estudiante Nicolás David Neira Álvarez durante unas protestas en Bogotá, la Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 10 años a dos oficiales del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD.



Los afectados con esta medida son el capitán Julio César Torrijos Devia, en su condición de Comandante de la Primera Sección del ESMAD de la Policía Metropolitana de Bogotá, y el subteniente Edgar Mauricio Fontal Cornejo, Comandante de la Tercera Sección de la misma unidad.

Para el Ministerio Público, los oficiales tenían la responsabilidad de garantizar que dentro de la marcha llevada a cabo en la avenida Primera de mayo, en el sur de Bogotá, no se afectaran los derechos inherentes a la dignidad humana y que a nivel interno sus hombres no incurrieran en procederes que los violaran.

Los hechos ocurrieron el 1 de mayo de 2005, cuando estudiantes salieron a marchar por las calles de Bogotá para celebrar el día del trabajo.

Según se determinó en la investigación, Neira Álvarez sufrió trauma craneoencefálico por los golpes que recibió durante los actos de violencia que se produjeron durante el desarrollo de las manifestaciones.

La Viceprocuradora General de la Nación, Martha Isabel Castañeda Curvelo, explicó que los oficiales Torrijos Devia y Fontal Cornejo, pese a tener el conocimiento, la competencia y la capacidad para evitar el resultado, permitieron el desenlace fatal de los hechos.

En el marco de la investigación, ese comportamiento se traduce en autoría impropia de la falta disciplinaria y al tiempo en una acción omisiva.

Al proferir la decisión el órgano de control advirtió que contra la misma procede el recurso de apelación.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad