miércoles 14 de abril de 2010 - 2:35 AM

"Este es el mejor regalo para nuestras vidas", dicen familiares de Sanmiguel y Solórzano

"Este es el mejor regalo para nuestras vidas", dijo Hilda Valderrama, tía del cabo del Ejército secuestrado por las Farc Salín Antonio Sanmiguel, y de quien se conocieron las pruebas de supervivencia, así como las del mayor de la Policía Guillermo Javier Solórzano.



"Estamos muy contentos, no hemos parado de llorar. Desde el día de su secuestro le hemos pedido mucho a Dios para que nos los devuelvan las Farc (...) ahora conocemos un video y sabemos que está vivo, eso es un alivio", dijo la señora Hilda desde Ibagué.

Los familiares del cabo Sanmiguel celebraron que la prueba de supervivencia se haya conocido un día antes del cumpleaños número 15 de su hermana menor, Alissa Indira Sanmiguel. "La niña está feliz, porque cree que esto es un milagro", afirmó la tía del uniformado.

Olga Mercedes Valderrama, madre de Salín Antonio Sanmiguel, contó que "todos los días le envío mensajes a mi hijo y oro por él para que siempre esté fortalecido y esté cogido de la mano de mi Dios, para que pronto esté fuera de la selva", afirmó la señora.

Olga Valderrama no solo mostró su felicidad por la prueba de vida que conoció de su hijo, sino también por la familia del mayor de la Policía Guillermo Solórzano: "Estoy contenta por la bendición que mi Dios me acaba de dar, con la supervivencia de mi hijo, así como también lo hizo con la familia de Solórzano".

Desde Cartagena, la familia del mayor de la Policía Guillermo Javier Solórzano también mostró su inmensa felicidad ante la sorpresa que se llevaron este martes con las pruebas de supervivencia y se mostraron esperanzados con una pronta liberación del uniformado.

"Lo veo igual que en su última prueba, tiene el mismo semblante, la misma fortaleza en Dios para seguir luchando en ese infortunio allá en la selva", dijo Noemí Julio, madre del policía secuestrado.

Doña Noemí recordó que siempre que le envía mensajes a través de la radio lo encomienda a Dios, "siempre le digo que se cuide, que se fortalezca, que siempre esté muy animado, que piense que pronto va a salir. Esperamos que habrá una luz que permita que ellos (los secuestrados) regresen", dijo la madre del uniformado, quien había recibido la última prueba de supervivencia el 19 de agosto del 2009.

Lo que dijeron las parejas de los secuestrados
En ciudades distintas (Ibagué y Cartagena) Maryin Angélica y Julia María Julio López supieron que sus parejas sentimentales siguen con vida y con el semblante suficientemente fuerte como para mantener las esperanzas entre las dos familias.

"Yo estaba sacando una cita médica para mi hija (Sofía) y cuando iba llegando a la casa, una amiga me llamó para decirme que estaba escuchando la noticia de la prueba de vida en Cali y, efectivamente, a los cinco segundos me llamaron de las emisoras para ponerme la grabación". Así describió Julia María Julio, esposa del mayor de la Policía Guillermo Solórzano, el momento en que se enteró de la noticia que le devolvió la esperanza de una pronta liberación.

Sofía, la hija de diez años de Guillermo Solórzano, se enteró de la noticia y, según cuenta su madre, "está muy contenta al saber que su papá la está escuchando por la radio todos los fines de semana".

Por su parte Maryin Angélica López, compañera sentimental del cabo Salín Antonio Sanmiguel, contó que lo vio "bastante bien; menos gordito que en el primer video, pero muy fortalecido" y recordó que la última vez que lo vio fue el día anterior a su secuestro, el 22 de mayo del 2008, cuando "nuestra bebé tenía apenas dos meses de nacida".

Maryin Angélica aprovechó la coyuntura para hacer un llamado al Gobierno: "Señor Presidente, nosotros no somos un juguete. Nuestros familiares son los que se están muriendo en la selva, son nuestros esposos, nuestros hijos, nuestros hermanos y padres (...) Si fuera un familiar suyo el secuestrado yo sé que movería cielo y tierra por recuperarlo, por favor colabórenos".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad