martes 04 de noviembre de 2008 - 8:46 PM

Rafael Pardo dice que el jefe del Ejército debe ir a retiro

El ex ministro de Defensa de Colombia Rafael Pardo, consideró hoy que el actual comandante del Ejército, general Mario Montoya, debe dejar su cargo tras los escándalos por los llamados "falsos positivos" en ejecuciones extrajudiciales, y el paso a retiro de 27 militares. Seguir leyendo el arículo


"Sí, yo creo que tiene que explicar por qué pasó lo que pasó. Entiendo que es una decisión difícil para el Gobierno porque el general Montoya ha tenido éxitos descomunales en el campo militar", admitió Pardo en una entrevista publicada hoy en el diario El Tiempo.

Pardo aludió al retiro de tres generales y otros 24 oficiales y suboficiales, anunciado por el Gobierno colombiano la semana pasada, implicados en una serie de desapariciones de civiles que fueron asesinados, declarados "muertos en combate" y presentados como "positivos".

Según Pardo, que fue ministro de Defensa en el Gobierno de César Gaviria (1990-1994), "ahí está el balance de la legitimidad de un Ejército y de un Gobierno. Aquí hay un grave descalabro en hechos relacionados con los derechos humanos. Yo no lo acuso (al general Montoya) de eso, ¡pero sacaron a 27 personas de su Ejército!"

El ex ministro aseguró que no entiende "qué pasó, y muy pocos colombianos entienden", pero, "lo verdaderamente preocupante", subrayó, "es que no lo entiendan el presidente de la República (Álvaro Uribe), ni su ministro (de Defensa, Juan Manuel Santos), ni el alto mando militar".

Consideró, además, que "para el presidente debió ser muy duro anunciarle al país, sin ningún maquillaje, esta descomposición del Ejército(...).

Subrayó que en ese caso "se retiró del servicio a 20 oficiales y a siete suboficiales sobre la base de hechos muy graves que se dicen, se rumorean, se mencionan, pero sin que sepamos oficialmente por qué (...)

El Gobierno, recalcó, "está en mora de ofrecer una explicación de lo que ocurrió, cuándo ocurrió, cómo, en dónde, quién supo y quién no supo, por qué no se controló (...) Hay un problema central de falta de control".

Al ser interrogado si hay una mezcla de culpables de omisión con actores directos de las ejecuciones extrajudiciales admitió que "sí, gente que tuvo omisiones y no cuidó a sus subalternos, con gente que cometió el delito".

"Eso no se puede juntar. ¿Y qué delito? No sabemos. ¿Es el tema de las desapariciones de Soacha?" (localidad vecina de Bogotá de donde desaparecieron una veintena de jóvenes que después fueron reportados como muertos en combate), se interrogó Pardo.

Y prosiguió con otros interrogantes: "¿O el de los 900 casos de ejecuciones extrajudiciales que registra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? ¿O el de los 535 que tiene la Fiscalía? ¿O el de los dos mil que tiene la Procuraduría? ¿O se trata más bien de la coalición con narcotraficantes, que denunció el presidente".

Pardo urgió, en la misma entrevista, a que el Gobierno explique "cómo fueron los hechos, por qué ocurrieron y cómo los va a corregir".

Esa, concluyó, "sí sería una depuración. Por ahora lo que hay son unos chivos expiatorios".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad