domingo 16 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Realidad y ficción tienen una nueva dimensión

Los nuevos televisores 3D de Samsung son una tentación casi irresistible para aquellos que adoptan nuevas tecnologías tan pronto están disponibles. De hecho en Colombia ya hay una larga lista de espera para adquirir estos dispositivos, lanzados oficialmente el pasado viernes.

Aunque dependiente de anteojos que deben recargarse después de algunos días de uso y con un precio es elevado, la tecnología permite disfrutar del contenido audiovisual de una forma completamente nueva y no poco impresionante.

Sistema activo

Para crear ese prodigioso efecto de profundidad los televisores de Samsung necesitan mostrar una imagen ligeramente diferente a cada uno de los ojos de sus espectadores.

Los dispositivos lo logran con la ayuda de anteojos especiales sincronizados por vía inalámbrica con el televisor, de forma que pueden detectar si la pantalla muestra una imagen para el ojo izquierdo o el derecho. En cada caso, los anteojos bloquean la visión del ojo contrario.

Y siempre que este proceso ocurre cientos de veces durante un segundo, el cerebro percibe una profundidad natural en la pantalla del televisor, un efecto que es mejor experimentar en las retinas propias.

Como consecuencia ineludible de este sistema sin cables, los anteojos necesitan una fuente de energía propia.

Algunos modelos utilizan una batería interna recargable, pero su precio supera los $250 mil pesos. Existen también modelos de $140 mil pesos con baterías desechables.

La buena noticia es que fuera de su precio no hay un límite para la cantidad de anteojos que pueden utilizarse para ver contenido 3D en un mismo televisor.

Dilatado rango de precios

La línea de televisores 3D Samsung tiene modelos con pantallas LED o plasma, y en ambos casos garantiza un ángulo de visión de por lo menos 145º grados, de forma que quienes no están frente a la pantalla perciban lo mismo que quienes ven la imagen de frente.

El precio de los dispositivos varía ampliamente: los modelos más económicos cuestan un poco más de $4 millones, mientras que existen versiones ultra-delgadas con borde de titanio cepillado que alcanzan fácilmente los $19 millones.

Sin embargo, los modelos con menor costo son televisores de entre 40’’ y 55’’ pulgadas, lo que sugiere que dispositivos con pantallas de menores dimensiones que la empresa lance en el futuro cercano, podrían tener precios más asequibles.

Pero aunque hay diferencias en el tamaño y diseño de los televisores, todos comparten las mismas características claves en términos de 3D, además de la reproducción de contenido desde memorias y discos duros portátiles o desde casi cualquier dispositivo digital, utilizando un receptor en el puerto USB y el sistema de transmisión inalámbrica de la empresa: AllShare.

De dos dimensiones a tres

En la ceremonia de presentación de la televisión 3D de Samsung la modelo Claudia Bahamón indicó que era hora de darle una nueva dimensión a la realidad.

Su afirmación podría resultar cierta de forma literal, ya que todos los dispositivos de la nueva línea cuentan con una función que permitiría, por ejemplo, convertir un noticiero a contenido tridimensional, agregando profundidad visual a la frecuentemente difícil realidad nacional.

El efecto no es tan preciso como el del contenido grabado originalmente en 3D, pero implica que mientras sus canales y directores de cine favoritos deciden producir contenido en tres dimensiones, su televisor hará todo lo posible por darle una experiencia extra-dimensional.

Y gracias a que no está restringida a la señal de televisión sino que puede aplicarse a cualquier imagen proyectada en la pantalla de los televisores, esta tecnología debería funcionar igual de bien con la realidad que con la ficción.

Aunque durante el lanzamiento sólo se probó con videos de alta resolución, los ejecutivos de Samsung Colombia afirmaron que la conversión de 2D a 3D debería funcionar igual de bien con el contenido de Internet o con cualquier videojuego del mercado. Incluso con clásicos como Invasores del Espacio o Pacman.

El amor no correspondido de Adobe

La relación entre Apple y Adobe no ha sido fácil en los últimos meses. Ahora, cansado de recibir nada más que indiferencia por parte de la empresa de la manzana, el desarrollador del reproductor Flash decidió iniciar una campaña mundial a través de la Red para hacer público su afecto por la compañía utilizando anuncios publicitarios sencillos con la frase 'Nosotros amamos a Apple', reemplazando el verbo con un corazón rojo.

Anuncios similares declaran que Adobe también ama la libertad para escoger, la innovación, la creatividad, las aplicaciones, la Red, su plataforma Flash y a sus desarrolladores.

Hace apenas unas semanas el jefe ejecutivo de Apple publicó una carta en la que hacía un listado de las razones por las cuales los dispositivos portátiles de su compañía no ofrecen soporte a Flash, entre las que se mencionaba el hecho de que es software privado en lugar de un estándar abierto.

Adobe indica que su campaña no es un ataque a Apple, sino una oportunidad para recordar al público cuál es su posición frente a la evolución de la tecnología móvil, y hacer énfasis en puntos clave, como que el núcleo de su plataforma Flash es de código abierto y que fue donado a la fundación Mozilla, desarrolladores del navegador Firefox.

Apple se ha escudado en el bajo rendimiento y el alto consumo de batería de Flash para negar soporte a la plataforma en el iPod Touch, el iPhone y su nuevo iPad. La empresa también cambió los términos y condiciones de su tienda de aplicaciones para impedir la utilización de software de terceros en ella, movida que el gobierno de los Estados Unidos estudia, para establecer si es anti-competitiva.

Y aunque es cierto que Apple ha dado paso a otras plataformas que compiten con sus productos, como la aplicación del navegador Opera, la empresa insiste en rechazar el software de Adobe en lugar de presentar una opción alternativa a sus usuarios, obligando, más que persuadiendo, a muchos desarrolladores a utilizar soluciones alternativas en sus sitios web.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad